Publicidad Cerrar X

Guaymallén ya piensa en exportar y en instalar una nueva planta de alfajores

La popular marca de alfajores apoya al Chino Maidana desde hace seis años y su popularidad explotó con la pelea ante Floyd Mayweather, en pleno Las Vegas.

El empresario Hugo Basilotta, dueño de Guaymallén y sponsor de Maidana hace seis años a cambio de “un monto muy importante”, aseguró que tras la pelea del boxeador contra Mayweather en Las Vegas, la marca planifica nuevos proyectos.

En declaraciones al diario El Cronista, Basilotta adelantó que el primero tiene que ver con exportar sus alfajores. “Es impresionante la cantidad de pedidos que recibimos. Es algo que deberemos analizar, pero nuestra realidad es que hoy estamos al tope de nuestra capacidad productiva”, dijo el empresario, también dueño del restaurante Estilo Campo de Puerto Madero.

Además, afirmó que “estos productos tiene una vigencia de 60 días, algo que obliga a trasladarlos en avión”. “Esto nos sube demasiado los costos. Son todas cuestiones por estudiar”, resaltó. Guaymallén, que hoy vende dos millones de alfajores diarios “a razón de $2 cada uno, es decir un piso de facturación de $ 4 millones diarios ya que ahora se lanzó otro producto a $ 6”, cuenta con su única planta en Mataderos y emplea a 180 personas.

Basilotta estima que la explosión de la marca a nivel mediático impulsará también el nivel de ventas, y esto se verá reflejado en la apertura de una segunda planta, de 50.000 m2, en la localidad bonaerense de Carlos Spegazzini. “De este modo podremos duplicar la producción”, resaltó, al tiempo que caratuló a los Guaymallén como “los alfajores del pueblo”. Según el empresario, su marca mueve el 20% del mercado local de alfajores.

El tercer y más extraño efecto que podría generar el apoyo de la marca a Maidana en Las Vegas es la venta, al menos por un breve lapso, de las remeras amarillas grabadas con el logo de Guaymallén que el boxeador santafecino lució durante toda la semana pasada.

“En los últimos días llovieron los llamados a la empresa para preguntar si vendíamos esa remera. Llevé 1.000 a Estados Unidos para repartir entre los argentinos, pero es todo lo que hicimos; no es nuestro negocio, pero veremos cómo respondemos a esa demanda si es que persiste”, dijo el empresario.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: