Publicidad Cerrar X

La polilla de la vid apareció por primera vez en Neuquén y se multiplican las tareas de prevención

En San Juan y Mendoza, los productores deberán notificar al organismo 15 días antes de iniciar la cosecha de uva en fresco.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó que en Neuquén se detectó por primera vez la presencia de ejemplares adultos de Lobesia botrana, el insecto letal para la producción vitivinícola más conocido como “polilla de la vid”.

A partir de las tareas de relevamiento de la Red de Trampeo instalada desde el 2011, fueron hallados en un establecimiento vitivinícola de San Patricio del Chañar.

Tras la detección, se puso en marcha un plan de contingencia – previsto en la Disposición 5/2014 de la Dirección Nacional de Protección Vegetal- y se conformó un Comité de Emergencia con todos los actores involucrados.

MIRÁ Destinan casi $ 2.000 millones para combatir a la “polilla de la vid” en Mendoza y San Juan

La puesta en marcha de ese plan contempla la intensificación de la Red de Trampeo -que hasta el momento disponía de más de 600 trampas instaladas en la región– y el incremento de las tareas de supervisión en el área implicada.

“Es importante señalar que la Patagonia sigue siendo una Región Libre de Lobesia botrana, con un Plan de Contingencia en ejecución”, explicaron desde el organismo.

MÁS ACCIONES EN CUYO

En tanto, el Senasa intensificó las acciones para prevenir el impacto de esta plaga en Cuyo.

En el caso de las provincias de San Juan y Mendoza, los productores deberán notificar al organismo 15 días antes de iniciar la cosecha de uva en fresco. A partir del aviso, el Senasa determinará la ausencia o presencia de esta plaga.

El trabajo a campo forma parte de las acciones fitosanitarias del Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Lobesia botrana. Está a cargo de agentes del Centro Regional Cuyo del Senasa, para garantizar que la producción de vid se encuentre en óptimas condiciones para efectuar la cosecha.

En este sentido, el trabajo del Senasa es fundamental para habilitar al establecimiento a que pueda emitir el Documento de Tránsito Vegetal electrónico y comercializar la fruta bajo el Sistema de Medidas Integradas. 

Este sistema mantiene como objetivo evitar la dispersión de la plaga. La normativa establece que quienes estén inscriptos podrán realizar movimientos de uva de mesa en el mercado interno, con excepción de la Patagonia (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego), región de Cuyo (Mendoza, San Juan y La Rioja) y el noroeste argentino (Catamarca, Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero).

SEGUNDA ALERTA EN SAN JUAN

En paralelo, el organismo estableció que la segunda alerta para el control químico y biológico de la polilla de la vid en los departamentos del Valle de Tulum (con excepción de Sarmiento y 25 de Mayo), se extenderá hasta el 5 de diciembre

Las fincas productivas que se encuentren en la zona mencionada y cuyos cultivos presenten bayas verdes (tamaño arveja) deberán realizar las aplicaciones químicas para el control del segundo vuelo de la plaga.

El tratamiento deberá hacerse únicamente con productos autorizados por el Senasa. Asimismo, quienes se encuentren implementando la Técnica de Confusión Sexual (TCS), con los difusores de feromonas, también tendrán que realizar las aplicaciones para el control de la polilla.