Publicidad Cerrar X

La tasa de interés baja y la rentabilidad sube: los feedlots vuelven a ganar dinero

Aunque el ingreos a los corrales está por debajo del año pasado, los números de los feedlots vienen mejorando a la par de los cambios en el sistema financiero y de otros factores que inciden positivamente.

Andrés Lobato
Por Andrés
Lobato

En abril, el ingreso a los feedlots no mostró variaciones significativas con respecto al mes previo. Pero de acuerdo a la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), la foto del negocio comenzó a cambiar y se ven algunas señales favorables. 

El relevamiento de la entidad mostró que, hasta el 1° de mayo, el llenado en los corrales fue del 64,3%, una cifra casi calcada al realizar la comparativa mensual

Esto se explica a partir de una serie de factores, como la menor disponibilidad de terneros debido a la apuesta por las recrías, a partir de una mejora en el estado de los campos y su disponibilidad forrajera. 

En tanto, otros datos medidos por la CAF, como el índice de reposición -que muestra los animales ingresados por cada animal vendido- también se mantiene estable y es de 0,98.

LOS NÚMEROS DE LOS FEEDLOTS

En el caso del stock en corrales, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) calculó que hasta mayo fue de 1,75 millones de cabezas. 

Si bien representa un crecimiento con respecto al mes previo del 2%, el dato a tener en cuenta es que sigue siendo un número bajo para un período de zafra.

En el mismo periodo del año pasado, por ejemplo, el llenado de los corrales se ubicaba sobre el 72%.

CAF 1

Así, al cotejar los datos de la entidad con los oficiales, el ingreso a los feedlots cayó un 10% en relación al mismo período de 2023. Esta merma se produce por tercer mes consecutivo y significa que los efectos de la sequía en la ganadería están llegando a su fin. 

 “Se empezaron a guardar hembras para recomponer algunos algunos rodeos, y más aún por el valor de los vientres en dólares”, consideró Fernando Storni, presidente de la CAF. 

LOS MÁRGENES REPUNTAN

En este contexto, el gran dato para los empresarios ganaderos es que el último informe de la cámara mostró números favorables para la actividad, situación que no se registraba desde hace mucho tiempo.

Si bien los precios de la hacienda en el Mercado Agroganadero de Cañuelas transitan una cierta estabilidad, a partir de una fuerte depreciación en el poder adquisitivo del salario, la relación de precios entre invernada y gordo comenzó a mostrar algunos signos de mejoría.

“Hay una mejor relación de compra-venta, que es positiva o empatada, que en definitiva depende de como se comercialice la hacienda”, remarcó Storni.

Y aunque el maíz tuvo algunas oscilaciones en su cotización, un factor de peso para entender este momento es la baja en la tasa de interés, que el Banco Central llevó al 40% en los últimos días.

De este modo, el dato que alegró a los engordadores fue que el número dio positivo despues de incluir el costo financiero.

En abril, el margen rentable -antes de impuestos y con el costo financiero añadido- daba un rojo de $67.847 por cabeza engordada. Un mes más tarde, este cálculo quedó con un saldo favorable de $19.824.

Este escenario de incremento en la retención de vientres y menor disponibilidad en el volumen de hacienda de consumo, tendrá un impacto negativo en los volúmenes de carne que se ofrecerán en el mercado doméstico.

“No vamos a ofertar de manera abrupta muchos kilos al mercado y podría verse como algo positivo para los precios, pero los dos principales factores de tracción están dormidos. El consumo interno está complicado y hay falta de competitividad en la industria exportadora”, concluyó Storni.