Publicidad Cerrar X

“No me parecería raro que el paro termine en una rebelión fiscal”

El economista aseguró que el cepo cambiario actúa como una suerte de retención móvil sobre la producción. Monsanto también dio su visión del conflicto.

El economista y director de la fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, analizó hoy los efectos económicos que derivaron en un nuevo paro agropecuario decretado por la Mesa de Enlace.

“Lamentablemente este paro tiene raíces económicas, y no me parecería raro que esto termine en una rebelión fiscal”, advirtió Abram. “Los productores se están dando cuenta que no se les remunera el verdadero valor de su producción”, agregó.

“El que venda su cosecha de soja, la ve reducido en un 40% del precio internacional; y el año que viene con suerte el productor va a recibr un 30% del valor real. Esto termina en una menor inversión”, explicó el especialista en declaraciones radiales.

“El cepo cambiario tiene un impacto muy importante sobre el sector agropecuario porque actúa como una suerte de retención móvil afectando a todos los que producen bienes exportables”, añadió Abram.

Por su parte, Pablo Vaquero, vicepresidente de Monsanto para Latinoamérica, también opinó sobre el paro agropecuario: “La falta de diálogo de los sectores es algo en lo que deberíamos crecer para construir más”, consideró.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: