Publicidad Cerrar X

Para Coninagro es “insostenible” suspender la venta de granos

El titular de la entidad explicó que la medida no puede llevarse a cabo porque los productores "tienen que asumir compromisos comerciales, financieros e impositivos".

Los pequeños y medianos productores agropecuarios no están en condiciones de suspender la
venta de granos por mucho tiempo “porque tienen que asumir compromisos comerciales, financieros e impositivos”, afirmó este martes el titular de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Garetto, según publicó Minuto Uno.

“Esas son propuestas que hicieron algunos productores en la asamblea de la Mesa de Enlace en Pehuajó”, pero “no vender nada es una medida insostenible en el tiempo”, explicó el dirigente en
declaraciones a Radio Nacional.

Además, dijo que “una cosa es la intención y otra la factibilidad, y hoy no hay factibilidad de llevar adelante una medida de esa magnitud, más si el objetivo es retener ventas para generar en la economía algún impacto financiero, ya que para que eso ocurra tiene que darse un tiempo (de retención de ventas) de cuatro o cinco meses”, evaluó Garetto.

El dirigente admitió luego que “en la gran escala, la producción de soja hoy sigue siendo rentable”, debido a los precios internacionales en valores históricos muy altos, lo cual compensa los mayores
costos, además de ofrecer mayor seguridad de cosecha”. “Por eso se empieza a concentrar la producción en los fondos de inversión, los pools de siembra, las grandes extensiones y producciones asociativas”, señaló.

El titular de Coninagro explicó, sin embargo, que quienes participaron en la asamblea de Pehuajó “no están en esa situación”, y puntualizó que el 20% de los productores concentra 80% de la
cosecha, mientras el resto se reparte entre 80% del total de agricultores.

Garetto dijo que los productores menos favorecidos sufren pérdida de competitividad, al no poder captar los buenos precios internacionales y padecer fenómenos climáticos que afectaron fuertemente los volúmenes, tanto por episodios de sequía como por posteriores inundaciones.

Además, añadió que: “aumentaron los insumos, incluso en dólares (31% en el caso de los agroquímicos), los servicios, combustibles e impuestos, tanto nacionales como provincias y locales”.

“Todo eso resiente la ecuación del pequeño y mediano productor, que empieza a perder rentabilidad, se endeuda y termina desplazándose del sistema, mientras el gobierno no les da indicativos suficientes, señales claras y no genera expectativas para revertir esto en el corto o en el mediano plazo”, concluyó el titular de Coninagro.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: