Publicidad Cerrar X

¿Por qué no se pueden apagar los incendios de Corrientes?

Hace más de un mes que Corrientes se prende fuego y ya perdió más de medio millón de hectáreas, pero... ¿Por qué no se apagan? ¿Qué falta?

Avatar
Por Facundo
Mesquida

Periodista

La provincia de Corrientes arde desde mediados de enero y según un informe de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Corrientes, son más de 519.000 hectáreas las que ya fueron afectadas por los incendios.

informe INTA incendios corrientesSegún los técnicos del INTA Griselda Sauceda, Ruth Perucca y Ditmar Kurtz, quienes realizaron el estudio, afirman que “la evidencia satelital indica que hay un incremento continuo de la superficie total afectada por las quemas desde el inicio del año 2022, a razón de un promedio de casi 20.000 hectáreas por día“.

Este lunes, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, entregó subsidios por otros 30 millones de pesos para los bomberos de la provincia, y definió a la situación como “una catástrofe”.

En este sentido, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, afirmó en comunicación con la periodista correntina Liliana Romero que “en 47 años nunca vi un desastre igual como el que estamos viviendo”.

Contraria a toda esta información, el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, que conduce Juan Cabandié sostiene en su reporte del día de hoy que desde el 01/01/2022 al 27/01/2022 las hectáreas afectadas en Corrientes fueron dos.

16 de febrero reporte page 0001

Como se puede observar a simple vista en el siguiente video, no pareciera que son dos las hectáreas afectadas por el fuego:

Si bien está más que claro que las condiciones meteorológicos (viento intenso, altas temperaturas, falta de precipitaciones, etc.), son el principal motivo por lo que se hace tan difícil controlar un incendio, desde Infocampo nos preguntamos: ¿Qué se necesita para apagar un incendio? ¿Tiene los equipos necesarios nuestro país para que el fuego no avance como en Corrientes?

Apagar un incendio

Para responder a estas preguntas entrevistamos a Norberto Ovando, quien es integrante del “Grupo de Investigación de Ecología del Fuego” de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), vicepresidente y presidente del primer y segundo “Congreso para la prevención y Combate de Incendios del MERCOSUR“, Profesor Académico y Licenciado en Ciencias Naturales con Posgrado en “Manejo de Áreas Silvestres y Protegidas” y Máster en “Restauración de Ecosistemas”.

¿Qué se necesita para apagar un incendio forestal o rural?

– Lo primero y esencial hoy en día es tener vigilancia espacial, que te permita a través de los satélites ver prácticamente en tiempo real lo qué sucede en tu territorio, y en segundo lugar se puede sumar el uso de drones.

Esta alta tecnología está disponible en nuestro país, y con satélites propios, donde todos los días el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Servicio Nacional Meteorológico (SMN), recopilan la información que brinda la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la difunden.

También hay que tener aviones hidrantes y helicópteros, que son imprescindibles para combatir incendios, así como también las campañas de prevención durante todo el año. Pero lo que realmente apaga un incendio es el trabajo de los brigadistas y los bomberos profesionalizados, que debe ser un equipo grande con muchos integrantes y que lamentablemente esto no se da en nuestro país.

– ¿Hay pocos efectivos o brigadistas para apagar incendios en la Argentina?

– Hace muchos años que no hay una lista oficial respecto a este tema, pero si sumamos los bomberos voluntarios, personal de gendarmería a la cual se la estuvo instruyendo en el tema y brigadistas profesionales, debe haber cerca de 1.000 personas.

Pero esto no alcanza, son muy pocos efectivos para combatir incendios cuando en la Argentina a veces tenés incendios simultáneos en 5 o 10 provincias. La base debería ser por lo menos 3.000 brigadistas.

Para poner un ejemplo, España tiene aproximadamente 505.000 km² de superficie (13 millones de hectáreas de bosques) y la Argentina tiene 2,78 millones km² de continente (48 millones de hectáreas de boques), es decir que nuestro país es 5,5 veces más grande en territorio y tiene casi el triple de hectáreas de bosques. 

España tiene 1.000 millones de euros al año destinados a medidas de extinción y el 70 u 80% de eso se ejecuta directamente en las labores para apagar incendios. La Argentina, según el Boletín Oficial (Res. 435/2021) tiene un presupuesto de 368 millones de pesos para combatir el fuego.

– O sea, España destina casi 2.000 euros por kilómetro cuadrado (20 euros por hectárea) de superficie para apagar incendios, mientras que la Argentina tiene 132 pesos por kilómetro cuadrado (1,3 pesos por hectárea). ¿Qué otras diferencias hay con España? 

– España tiene cerca de 3.000 brigadistas y 73 aviones hidrantes, de los cuales 43 son anfibios del tipo CL-415 (fabricados en Canadá), mientras que la Argentina no tiene ninguno de estos. Estamos hablando de aviones especializados que cargan 6.200 litros de agua cada 12 segundos.

avion cl514

Argentina, según el plan de Manejo de Fuego porque en realidad es muy difícil conseguir información oficial, tiene un total de 25 máquinas. De esas 8 son aviones tractor AT-802 (3.000 lt.), un avión hidrante más especializado, un tractor AT-602 (2.300 lt.) y 15 que son del tipo pulverizadoras modificadas.

tractor at602 y 802

– ¿En los equipos de los brigadistas también hay esta diferencia?

– Sí, muchas. Acá es normal ver a bomberos combatir incendios sin casco y con baldes de agua, y es algo que no podemos permitir. 

Lo principal es que el casco sea de una sola pieza y de muy buena calidad. Son cascos de nueva generación que además utiliza realidad aumentada para mostrarle al usuario la temperatura, el consumo de agua, el tiempo de oxígeno restante si lleva tubo, sus propios signos vitales, el consumo de batería de la radio, le muestra las rutas de escape, la ubicación de los demás miembros de su equipo, entre otras características. 

caso realidad aumentada

Otro elemento indispensable son gafas con ventilación. Todo bombero o brigadista tendría que tenerlas. Son especiales, antialérgicas, con doble vidrio, con sistema antivaho, de ajuste rápido tipo militar, y espumas respirables de poros abiertos que atrapan las partículas de polvo y cenizas.

gafas bomberos

Realizar un cortafuego es clave para controlar los incendios y para esto es necesario que los efectivos cuenten con las herramientas necesarias. Muchas veces vemos que hacen este trabajo con hachas, picos, rastrillos, machetes, y otras.

En España, los propios brigadistas inventaron una herramienta multifuncional que se llama Gorgui y que junta a todas las que enumeré recién. Está diseñada exclusivamente para la lucha contra el fuego y sirve para todas las tareas de cortafuego, con el beneficio de poder hacer el trabajo mucho más rápido y llevando menos peso.

gorgui todo

De todas estas herramientas y equipos que enumeré, la Argentina lamentablemente no cuenta con ninguno. El trabajo pesado recae en el brigadista, que muchas veces está mal dormido y mal alimentado, porque hay que entender que en este trabajo no pueden estar 8 horas frente al fuego.

– Entendiendo todas estas diferencias abismales que nos separan de otros países. ¿Qué se puede mejorar en la Argentina, hasta tener los equipos necesarios?

– Es clave entender que a los incendios forestales hay que atacarlos rápidamente y que del trabajo en esas primeras llamas, depende que se extienda o no. Es necesario acudir con muchos brigadistas y con todo el poderío aéreo que se tenga disponible, para poder controlarlo en las primeras horas.

Una vez que un incendio se escapó entre las 12 y 24 horas de su inicio, eso se va a convertir en una tormenta de fuego. Esto tiene un costo ambiental, social y económico incalculable.

Por otro lado, hay que limpiar combustible y hacer quemas controladas. Acá deberíamos hacerlas durante el invierno, antes de que comience la temporada de fuego en el sur u otra región. Se calcula que con estas tareas de limpieza de hojas, banquinas, acículas de los pinos, maderas sueltas, etc. se puede evitar un 20% de los incendios.

Si te interesó esta nota, te recomendamos que veas la película “Only the Brave” (Solo los valientes) que está disponible en Netflix. Basada en hechos reales, relata cómo el cuerpo de bomberos Granite Mountain Hotshots se lanzó a extinguir el devastador incendio de Yarnell Hill.

solo los valientes

Para escuchar la entrevista de Jorge Chemes en Radio Sudamericana hacer click AQUÍ.

Accedé AQUÍ al reporte de incendios (16/02/2022) que elabora el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.