Publicidad Cerrar X

Salas de faena móviles: Una propuesta innovadora e itinerante

Con una capacidad de faena de hasta 50 cabras y cerdos por día, se presentaron los primeros mataderos móviles que funcionarán en distintos puntos del país. Un desarrollo para pequeños productores.

Pensada para llegar a diferentes puntos del país, la Secretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar creó una instalación móvil para que ganaderos de pequeña escala puedan faenar su producción bajo las normas higiénico sanitarias establecidas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Un desarrollo para pequeños productores que no cuentan con servicios frigoríficos cercanos.

Ernesto Ferrarese, director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del SENASA señaló que “la creación de esta nueva categoría de frigoríficos asegura mejores condiciones higienicosanitarias y responde a las demandas de algunas regiones que, por lejanía a los centros de distribución, no tenían acceso a la proteína animal en forma fluida y a un costo accesible”.

La instalación de los mataderos en cada provincia, permitirá cubrir la demanda de hasta cinco municipios y organizaciones de productores mediante el trabajo de tres operarios y un veterinario que faenen de 30 a 50 cabras y cerdos por cada turno de 8 horas.

La iniciativa, se concretó con el asesoramiento del Senasa que mediante la habilitación y el control de las normativas asegura condiciones sanitarias efectivas, reduce las prácticas clandestinas y asiste a los productores que no cuentan con servicios frigoríficos cercanos. Además, “será un estímulo para el desarrollo de las capacidades a nivel municipal, la asociación y organización de los pequeños productores y a la vez, al evitar el traslado, se disminuye el estrés del animal, lo que repercute en la obtención de un producto de mejor calidad”, señaló Ferrarese.

De acuerdo con Sebastián Alconada, director nacional de Desarrollo Territorial Rural, se trata de un modelo de mataderos implementado con éxito en los Estados Unidos y parte de Europa y que actualmente se reproduce en América Latina.

“Con menos de la mitad del valor de inversión que significa la instalación de un matadero fijo, esta propuesta puede generar el mismo impacto pero con la ventaja de acercarlo mucho más la productor”, dijo Alconada. Por esa razón, además de la sala que ya está en funcionamiento y que fue inaugurada recientemente en Villaguay –Entre Ríos–, se aprobó la construcción de otras cuatro para cubrir la demanda que hoy existe en el resto del país.

Carlos Flores, coordinador de extensión del INTA La Rioja señaló que en esa región “la producción de cabritos varía según la época del año. Por lo que, la cantidad de cabritos que entran a faena es dispar lo que genera que los costos fijos y las variables de la industria no puedan ser sostenidos y cierren”, explicó y agregó: “Un matadero habilitado que circule por el país permitirá estar en los lugares donde estacionalmente haya producción y asegurar menores costos”.

Fuente: Prensa INTA

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: