Publicidad Cerrar X

Sequía de negocios: cinco datos elocuentes sobre los daños del derrumbe productivo

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario analiza algunos indicadores vinculados al agro. En algunos casos, se está en los menores niveles de actividad en más de 20 años.

Un lote de soja estresado por las condiciones climáticas en el sudeste de Córdoba. (Imagen de Franco Bardeggia)
infocampo

Con la cosecha de soja ya finalizada, en un volumen que fue el más bajo en 22 años, y con la de maíz en su tramo final, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) elaboró una serie de informes en su informativo semanal en los que desplegó cinco indicadores que dejan en claro los daños que sufrió el sector agropecuario y toda su red de negocios vinculados, a raíz de la sequía y otras inclemencias climáticas, como las olas de calor y la insólita helada de febrero.

1) POCAS VENTAS

Según el reporte elaborado por las economistas Natalia Marin y Emilce Terré, un primer dato significativo es que el volumen total de granos comercializados en el primer semestre fue de 51,4 millones de toneladas, la peor primera mitad del año desde que comienza la serie, en el año 2017.

Y esto ocurrió pese a que estuvo vigente el Programa de Incremento Exportador, que en su tercera edición no solo abarcó a la soja, sino también al girasol, el sorgo y la cebada. Es decir, que la cifra podría haber sido incluso peor.

“En soja, específicamente, el volumen mensual comercializado cerró junio 2023 en su nivel más bajo de, al menos, los últimos seis años y medio. Además, 5 de los 6 meses del 2023 encabezan el ranking de menor volumen negociado desde enero de 2017”, precisó la BCR.

2) CAMIONES FRENADOS

Otro dato develado por Marin y Terré es que el volumen de granos descargados en camión en los puertos del Gran Rosario, en el primer semestre del año, fue el más bajo desde, al menos, el año 2001.

Fueron apenas 12,9 millones de toneladas, que con respecto a la primera mitad de 2022, cuando fueron 29,9 millones de toneladas, significan una caída acumulada cercana al 60%.

“En los últimos 20 años, el peor registro de descarga acumulada ente enero y junio inclusive lo ostentaban el primer semestre de 2014, con 22,1 millones de toneladas, y el primer semestre de 2012 cuando se entregaron, estimativamente, 24 millones de toneladas de granos por camión”, resumieron las investigadoras.

sequia bcr

3) EMBARQUES QUE NAUFRAGAN

En similar sentido, con embarques de granos y subproductos por 25,6 millones de toneladas, los despachos del agro entre enero y junio fueron los peores del primer semestre desde, al menos, el año 2000.

Según las estimaciones del Departamento de Información y Estudios Económicos de la BCR, en base a datos de NABSA, la caída más fuerte la registró el complejo trigo, que despachó en el período analizado apenas 1,3 millones de toneladas, un 90% por debajo de los 11,3 millones del mismo lapso de 2022.

Los embarques de cebada, por su parte, anotaron una merma del 56%; mientras que los complejos soja y maíz cedieron un 32% y 47%, respectivamente. El complejo girasol es el que relativamente menos cae, con una baja del 30%.

embarques bcr

4) EXPORTACIONES MAGRAS

“Los negocios de ventas al exterior de bienes agroindustriales registran en el primer semestre del 2023 el segundo volumen más bajo de la década”, añade el informe de Marin y Terré.

Las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) de soja, maíz, trigo, girasol, cebada y sorgo totalizaron hasta el 29 de junio 17,9 millones de toneladas.

Al comparar con el primer semestre de 2022, con excepción del girasol, todos los complejos presentan variaciones negativas, liderados por el maíz y el trigo. Ni el tipo de cambio diferencial logró impulsar a los otros granos.

djve bcr

5) LA SOJA, DEMOLIDA

Por último, en un reporte paralelo del que participa Terré, pero junto a María Belén Maldonado y Tomás Rodríguez Zurro, la BCR indicó que la molienda de soja en los dos primeros meses de la campaña comercial 2022/23 fue la más baja en 15 años.

Esto, pese al impulso de las importaciones temporarias récord y a la vigencia de la tercera etapa del “dólar soja” entre abril y mayo.

“El crush de soja en los primeros dos meses de la campaña suma apenas algo más de 6,37 millones de toneladas y marca un mínimo en 15 años para igual período de cada campaña. Hay que retrotraerse hasta la 2007/08, año que fue signado por el conflicto desatado por la Resolución 125 y alteró el normal fluir de la comercialización de granos, para observar un volumen de soja procesado menor”, advierten los economistas.

molienda soja bcr