Publicidad Cerrar X

Wall Street demandaría a la Argentina si decide no pagar el cupón

El malestar surgió tras la corrección a la baja del crecimiento estimado para 2013 en 4,9% a menos de 3,22%, que era el umbral disparador. Sostienen que al cambiar el año base, reduce la cláusula gatillo a menos de 1,3 por ciento.

Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas y uno de los mentores de las condiciones de canje de la deuda en default, advirtió esta semana que el cambio de base de cálculo del PBI y la consecuente baja del crecimiento anunciado para 2013 no libera a la Argentina de pagar entre 2.500 y 3.500 millones de dólares del cupón PBI el próximo 15 de diciembre, según publica Infobae.

No hacerlo generará una nueva ola de litigios contra el país y su consecuente impacto negativo sobre los bonos soberanos, alertó. A ese análisis se sumaron en las últimas horas analistas de destacados bancos de inversión, como Daniel Chodos y Casey Reckman, del Credit Suisse, y Jeffrey Williams, del Citi.

“El anuncio de la semana pasada por parte del ministro de Economía de que el PBI real creció 3,0% en 2013 sorprendió a los tenedores de bonos y varios analistas de mercado, incluidos nosotros, y generó incertidumbre sobre las implicancias sobre el pago del cupón”, que tienen parte de los bonos que el Gobierno nacional entregó en canje de los títulos en default en 2005 y 2010, observaron los principales asesores de los bancos de inversión, porque perciben “baja probabilidad de pago”.

Esa fue la primera lectura que hicieron los tenedores de cupones entre el cierre del jueves y el viernes, cuando en la plaza local sus precios llegaron a derrumbarse más de 60%. Y si bien en las primeras ruedas de esta semana se asistió a un recorte de esas pérdidas en casi diez puntos porcentuales, la incertidumbre se instaló no sólo en la City, sino también en el influyente mercado de Wall Street.

La preocupación de los inversores, que podría generar nuevas demandas contra la Argentina cuando aún no ha logrado cerrar el capítulo del default, no sólo con los holdouts, sino también con los acreedores del Club de París, surgió porque las condiciones de canje de los bonos tenían claramente especificado que frente al previsible cambio de base de cálculo del PBI entre 2005 y 2034 debía corregirse las condiciones y límites de crecimiento de la economía que dispararían el pago de los futuros cupones.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: