| InfocampoTV

Un legislador del PRO dejó en evidencia lazos del partido con barrabravas

“Ya vas a ver cuando salgas, los barrabravas te van a romper la cabeza”, amenazó el legislador macrista Roberto Quattromano a su par del Partido Obrero, Marcelo Ramal, quien se negaba a apoyar en la Legislatura un proyecto de ley del PRO.

16.12.2014 | Por Infocampo
Infocampo

La amenaza de un legislador del PRO a su par del Frente de Izquierda de tomar represalia con barrabravas, desnuda los lazos que el partido liderado por Mauricio Macri tejió con estos sectores.

“Ya vas a ver cuando salgas, los barrabravas te van a romper la cabeza”, amenazó el legislador macrista Roberto Quattromano a su par del Partido Obrero, Marcelo Ramal, quien se negaba a apoyar en la Legislatura un proyecto de ley del PRO para ceder a un club de golf el permiso de uso por 15 años de un predio en el barrio de Lugano, informó Nexofin.

El hecho ocurrido la semana pasada -que terminó con una denuncia contra Quattromano en la comisaría segunda- desató un escándalo en el recinto y obligó a interrumpir la sesión. Quattromano es uno de los alfiles políticos del Vicepresidente Primero de la Lesgislatura, Cristian Ritondo, a quien se lo ha vinculado con la barrabrava del club Nueva Chicago, el club de sus raíces barriales.

“[Quattromano] está ligado al club Nueva Chicago y al sector de Ritondo”, acusó Ramal, al ser contactado por el diario La Nación.

En 2012, Ritondo impulsó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto para la condonación de las deudas del club con el Estado porteño y otro para que extendieran el derecho de posesión sobre los terrenos públicos del club por 20 años más. Con el apoyo del PRO, logró que los legisladores dieran el “ok” a su proyecto.

Los vínculos del partido liderado por Mauricio Macri con barrabravas quedaron en evidencia en numerosas ocasiones. El año pasado, en la toma de la Sala Alberdi en el Centro Cultural San Martín, los manifestantes denunciaron la presencia de barrabravas, que intervinieron como “seguridad privada” del Gobierno de la Ciudad.

Dos años antes, en 2011, durante una manifestación docente en la Legislatura de la Ciudad, los trabajadores fueron atacados por un grupo de personas que luego serían identificadas como barras de Dock Sud, reclutados por Rafael Di Zeo, ex jefe del sector de la hinchada xeneize cuando Macri era presidente del club. Luego, se comprobó que fueron estas mismas personas quienes allanaron el ingreso de diputados del PRO a la Legislatura, durante la marcha docente en la puerta del edificio aquel día.
Un ministro “granate”

Néstor Grindetti, al frente de la cartera de Hacienda porteña, es un fanático del club Independiente, pero por varios meses cambió sus colores por los de Lanús. En agosto del 2011, el funcionario “granate” peleó en las elecciones por intendente de Lanús, y se colgó al cuello la camiseta del “granate”. Finalmente, quedaría en tercer lugar, lejos del candidato kirchnerista, Darío Díaz Pérez.

Durante su campaña por las calles de Lanús, Grindetti se mostró por entonces junto a Diego Leandro Goncebate, alias “Fanfi”, acreditado como el último jefe de la barra brava de Lanús hasta que su interna se dirimiera a balazos, con el saldo de un muerto y varios heridos, el 26 de mayo de 2012.

“No tengo trato con esta gente”, fue la defensa que ensayó Grindetti cuando lo acusaron de tener vínculos con los barras del club. Sin embargo, media docena de imágenes -dadas a conocer por el dirario Olé y Página/12- desmintieron sus palabras. En las fotos de campaña, pegado a él, se lo veía a “Fanfi” arriba de los escenarios.

El hombre que puso en una situación embarazosa al ministro de Hacienda fue uno de los líderes del grupo autodenominado Hinchadas Unidas Argentinas, que viajó al Mundial de Sudáfrica del 2010.

Tags
Enlace corto a la nota