Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Caen el trigo y el maíz y se benefician las oleaginosas

Según las estimaciones de la Secretaría de Agricultura la superficie con soja y girasol para la campaña 2005/06 será superior a la anterior. En tanto, el trigo y el maíz sufren bajas en el área y menores rindes por sequía.

17.11.2005
Infocampo
Infocampo

Para cubrir los 15,1 M de hectáreas calculados (un aumento de 4,9% respecto de 2004/05) resulta de gran importancia la contribución del incremento en la pradera pampeana. No obstante, habrá pequeñas disminuciones en las provincias extrapampeanas, basados en las condiciones económicas que presentará la oleaginosa y la no cobertura en su momento de áreas destinadas originalmente a otros cultivos.

Esta superficie podría presentar variaciones, ya que aún falta sembrar más de 60% de lo estimado, por lo que deberán considerarse las variables climáticas, las cuales jugarán un importante papel en los meses siguientes.

×

Girasol. Las previsiones acerca del área que se implantará con esta oleaginosa indican que se incrementaría en un porcentaje cercano al 22%, en relación con la campaña anterior, con una cobertura de 2,4 M de ha, pero siempre dependiendo de las variables del clima.

A esta estimación de aumento de área contribuyen la mayor cantidad de hectáreas que se sembrarán en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fe, que permiten compensar el descenso de área prevista para la región NEA, debido a la falta de lluvias en esa zona del país.

Maíz. En el caso de este grano se considera una disminución del área a implantar de 9% por debajo de la anterior campaña.

De esta manera, el área total maicera (grano + forraje) se ubicaría en 3,05 Mha, con caídas en el centro norte bonaerense, sur de Santa Fe y Entre Ríos. Únicamente se prevé aumento de coberturas para la provincia de La Pampa.

A la fecha se implantó casi 68% del área estimada, advirtiéndose que el ritmo de siembra de este año es inferior al anterior, debido a la falta de recarga de humedad en los suelos.

El algodón, en tanto, con una estimación de 365.000 hectáreas tendrá una disminución del área debido a problemas de falta de humedad y de precios bajos.

Disminuye 21% el cultivo del grano fino

Para el trigo el balance final de superficies sembradas indica que el total implantado con el cereal será de 4.960.000 ha, lo que representa una disminución cercana a 21% en relación con la anterior campaña.

Las escasas precipitaciones que se sucedieron en el final del invierno impidieron la concreción de las intenciones de siembra previstas inicialmente, tanto en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y centro sur de Córdoba. También hubo una disminución en el norte de la región triguera.

Los cultivos del centro y norte santafesino y de Córdoba han padecido los efectos de un prolongado estrés climático, situación que está ocasionando caídas en las productividades físicas por hectárea. Los rindes en esta zona oscilan entre 1 y 1,2 t por hectárea.

Tags

Caen el trigo y el maíz y se benefician las oleaginosas

Según las estimaciones de la Secretaría de Agricultura la superficie con soja y girasol para la campaña 2005/06 será superior a la anterior. En tanto, el trigo y el maíz sufren bajas en el área y menores rindes por sequía.

17.11.2005
Infocampo
Infocampo

Para cubrir los 15,1 M de hectáreas calculados (un aumento de 4,9% respecto de 2004/05) resulta de gran importancia la contribución del incremento en la pradera pampeana. No obstante, habrá pequeñas disminuciones en las provincias extrapampeanas, basados en las condiciones económicas que presentará la oleaginosa y la no cobertura en su momento de áreas destinadas originalmente a otros cultivos.

Esta superficie podría presentar variaciones, ya que aún falta sembrar más de 60% de lo estimado, por lo que deberán considerarse las variables climáticas, las cuales jugarán un importante papel en los meses siguientes.

×

Girasol. Las previsiones acerca del área que se implantará con esta oleaginosa indican que se incrementaría en un porcentaje cercano al 22%, en relación con la campaña anterior, con una cobertura de 2,4 M de ha, pero siempre dependiendo de las variables del clima.

A esta estimación de aumento de área contribuyen la mayor cantidad de hectáreas que se sembrarán en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fe, que permiten compensar el descenso de área prevista para la región NEA, debido a la falta de lluvias en esa zona del país.

Maíz. En el caso de este grano se considera una disminución del área a implantar de 9% por debajo de la anterior campaña.

De esta manera, el área total maicera (grano + forraje) se ubicaría en 3,05 Mha, con caídas en el centro norte bonaerense, sur de Santa Fe y Entre Ríos. Únicamente se prevé aumento de coberturas para la provincia de La Pampa.

A la fecha se implantó casi 68% del área estimada, advirtiéndose que el ritmo de siembra de este año es inferior al anterior, debido a la falta de recarga de humedad en los suelos.

El algodón, en tanto, con una estimación de 365.000 hectáreas tendrá una disminución del área debido a problemas de falta de humedad y de precios bajos.

Disminuye 21% el cultivo del grano fino

Para el trigo el balance final de superficies sembradas indica que el total implantado con el cereal será de 4.960.000 ha, lo que representa una disminución cercana a 21% en relación con la anterior campaña.

Las escasas precipitaciones que se sucedieron en el final del invierno impidieron la concreción de las intenciones de siembra previstas inicialmente, tanto en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y centro sur de Córdoba. También hubo una disminución en el norte de la región triguera.

Los cultivos del centro y norte santafesino y de Córdoba han padecido los efectos de un prolongado estrés climático, situación que está ocasionando caídas en las productividades físicas por hectárea. Los rindes en esta zona oscilan entre 1 y 1,2 t por hectárea.

Tags