Publicidad Cerrar X

Clima y cambio climático: los chinos lanzaron un “sol artificial”

Por medio de reactores nucleares y energía de fusión, un equipo de científicos chinos logró imitar el proceso de formación de una estrella.

La carrera contra el cambio climático y las emisiones de gases con efecto invernadero está entregando los primeras experiencias de expertos en distintas partes del mundo, a partir del uso de una fuente de energía clave: la energía de fusión a través de reactores nucleares.

La meta a través de los reactores de fusión es imitar al sol, que entrega luz y calor, y reemplazar centrales eléctricas de carbón. Además, sostienen los expertos, no se generan desechos radioactivos ya que el producto final de la fusión es el helio.

Sol chno - Reactor

En el dominio para esta alternativa nuclear, un equipo científico del Instituto de Física del Plasma de la Academia China de Ciencias, dirigido por el investigador Gong Xianzu, en Hefei, la capital de la provincia de Anhui en el este de China, puso en funcionamiento el reactor HT-7U, conocido también como EAST (por sus siglas en inglés, “Experimental Advanced Superconducting Tokamak”).

El objetivo final del experimento EAST es lograr la fusión nuclear de la misma manera que lo hace el Sol, explicaron los investigadores.

Por medio del tokamak del “Sol artificial” se replican los procesos de formación de una estrella. Así, el reactor produce un plasma (gas cargado eléctricamente) de alta temperatura, controlada por potentes electroimanes, y que funcionan a cientos de grados bajo cero.

Con el lanzamiento chino, se lograron superar varios de los objetivos: conseguir una temperatura de 160 millones de grados centígrados -superando la temperatura solar por diez- y manteniendo el funcionamiento continúo del reactor por algo más de 17 minutos.

Otros reactores

China no es el único país en el carrera por el dominio de la fusión nuclear. En ella, hay otro 35 países  en el mundo. Franceses y norteamericanos también entre los equpos de investigadores destacados en el tema.

También desde Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Estados Unidos, y Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER), al sur de Francia, ya está manipulando imanes gigantes superconductores de alta temperatura que permitiría generar también el sol en la Tierra.

La misión final es producir, desde ahora a 2035, diez veces más energía que la necesaria para calentar el plasma, demostrando así que la tecnología de fusión es viable.