| InfocampoTV

Córdoba: el Baguette 680 de Nidera cosechó rendimientos promedio de 50 qq/ha

Con plasticidad y excelente sanidad, el Baguette 680 de Nidera cosechó muy buenos resultados en la provincia con rendimientos promedio de 50 quintales por hectárea. La experiencia de dos productores.

09.01.2019 | Por Facundo Mesquida
Facundo
Mesquida

Periodista

Fotos: Savia Comunicación

Con más del 70% de la superficie cosechada, los resultados que arroja la campaña de trigo en Córdoba son bastante heterogéneos. Según los datos que se desprenden del informe realizado por la Bolsa de Cereales de esa provincia, el rendimiento promedio es de 26,1 quintales por hectárea, producto de lluvias escasas, heladas tardías y granizo que afectaron a la producción. Sin embargo, hay excepciones. En algunos lotes los rindes superaron los 50 quintales.

Fue lo que le pasó a Mariano Bertello, productor de la zona de Villa María, que logró excelentes resultados con el Baguette 680 de Nidera. Mientras en la zona los promedios en general fueron de 32 a 35 quintales por hectárea, él logró un rinde de 50 quintales. “Ese es el promedio, tuvimos picos que fueron de los 60 a los 70 qq/ha”, comenta. Una experiencia similar se repitió en Villa Santa Rosa, en el departamento de Río Primero, al noroeste de la provincia, donde el asesor Gustavo Gómez – asesor de la firma Triwear – logró un promedio cercano a los 50 quintales con la misma variedad.

“Fue la primera vez que sembramos Baguette 680 y la idea es volver a usarlo en la próxima campaña porque sanitariamente anduvo muy bien”, relata Gómez, quien destaca además el buen macollaje, la cantidad de espigas por metro cuadrado y la buena calidad. Bertello coincide y agrega que ni siquiera necesitaron usar fungicidas. “Con otros materiales debimos hacer diversas aplicaciones por casos de roya y mancha amarilla. Pero con el Baguette 680 no se hizo nada. Sanitariamente es impecable y resultó ser un trigo muy económico desde el manejo”, remata.

En su primera experiencia con este material, el productor de Villa María sembró el 10 de junio en un lote arrendado de 90 hectáreas, sobre rastrojo de soja. “Previamente hicimos una fertilización, porque después no llueve más en la zona. Hace tres años que venimos repitiendo este manejo, con aproximadamente 200 litros de fertilizante líquido, que son cerca de 50 kilos de nitrógeno”, explica. También se aplicaron herbicidas residuales para el control de malezas durante el ciclo de cultivo.

En tanto, Gómez optó por adelantar la fecha de siembra al 26 de mayo, lo que muestra la gran versatilidad del Baguette 680, que no tiene requerimiento de frío. Lo hizo sobre un lote de 46 hectáreas, con suelo franco limoso (clase 3), que también venía de soja. “Fertilizamos a la siembra con una mezcla que tiene nitrógeno, un poquito de fósforo y azufre. Luego refertilizamos en macollaje y regamos con 120 kilos de urea”, completa el asesor.

Enlace corto a la nota
09.04.2018 | Por Marina Friedlander

Fertilización que se traduce en rendimiento

La aplicación de fertilizantes en cultivos hortícolas como los morrones puede aparejar aumentos de rendimiento de casi el 50%. Resultados de un ensayo bajo cubierta con rindes muy alentadores.

06.08.2018 | Por Facundo Mesquida

Llega el ciclo de jornadas de InterAgro con una nueva edición aniversario

Interagro, que comienzan este próximo 14 agosto en Malabrigo, Córdoba, y continúan durante distintas fechas en diferentes puntos del interior.

10.04.2018 | Por Solana Sommantico

El maní cordobés, amenazado por la enfermedad del carbón

Se trata de una enfermedad que puede provocar pérdidas de rendimiento superiores al 30 %. El Instituto de Patología Vegetal del INTA recomienda prácticas de manejo integrado para minimizar estos efectos.