Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

“El abigeato se redujo un 35 %”

Se logró con medidas concretas. Mayor presencia policial

09.07.2005
Infocampo
Infocampo

Proyección del robo y hurto: en 2003 se produjeron 494. En 2004, 320. Y de lo que va del primer semestre de 2005, 90 hechos. “Cuando nosotros iniciamos nuestra función, el 10 de diciembre de 2003, tomamos el tema de la seguridad a partir del análisis de distintas causas. En el ámbito rural, la baja densidad poblacional produce aislamiento, falta de comunicación y, por lo tanto, un marco de impunidad para aquellos que tengan intenciones de cometer delitos. A partir de eso establecimos una disposición de mayor presencia policial en lugares estratégicos”, comentó a Infocampo el Dr. Juan Carlos Tierno, ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad de la provincia de La Pampa. Para ello pusieron puestos fijos (casillas) con personal policial, en donde hay cruces de rutas, para un control permanente. En el norte, cerca de las localidades de Intendente Alvear y Bernardo Larroudé, controlando también el paso del transporte de camiones de cereales, con el fin de realizar controles impositivos. Y en todo el ámbito del centro y del sur de la provincia, para controlar el transporte del ganado y todo lo relacionado con la cacería y el delito de abigeato. “Asimismo empezamos a desarrollar una campaña de información intensiva respecto de la red de emergencia provincial, que funciona desde hace muchos años en La Pampa. A través de un sistema de radio, lo que hace mucho más segura la comunicación y colocando numerosas antenas en toda la provincia”, agregó el funcionario.

A partir de allí buscaron que los productores instalen estos equipos, cuyo costo es de entre 4.000 y 5.000 pesos, en los distintos establecimientos, para que se puedan comunicar por cualquier tipo de urgencia, no sólo en cuanto a seguridad sino también por temas de salud, por ejemplo. En algunos casos, como en el lejano oeste provincial, la instalación la financia la provincia. Con este sistema de radio el productor puede comunicarse, ya sea con las intendencias, servicios de salud y, por supuesto, con la policía provincial. También realizan permanentemente un control de los cotos de caza, de las jaurías y de las carnicerías para verificar los distintos permisos de autorización.

×

Todos estos controles han permitido una gran baja en los índices delictivos en la provincia, ya sea a través del abigeato como de la cacería furtiva, que son las dos figuras más afectadas al ámbito rural. “Comenzamos a aplicar la ley nacional de caza que es la 22.421, que prevé la tipificación de delitos determinados.

Entonces cuando se sorprende a alguien dentro de un establecimiento cazando sin permiso, no solamente se le hace una infracción por la ley provincial sino que se le hace una causa judicial con arresto y secuestro de todos los elementos y son sometidos a un proceso penal con otra serie de consecuencias”, concluyó.

Alejandro Cavalli

Tags