Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

“El girasol tiene futuro en la Argentina”

Alberto Ospital, operador comercial de la firma Glencore Cereales e integrante de la comsión directiva de Asagir, adelantó a Infocampo TV que el 1° de diciembre próximo se realizará un encuentro clave para definir las perspectivas del cultivo.

28.11.2005
Infocampo
Infocampo

El Vice Presidente 2do de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR) y operador comercial de Glencore Cereales, Alberto Ospital, anticipó a Infocampo TV que el 1° de diciembre se realizará en la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca una reunión en la que se revisará “todo lo que ocurrió en 2005 con respecto al girasol”. “Junto con la comunidad girasolera del sur de la provincia, proyectaremos la idea de desarrollo de la Asociación con una visión futurista de lo que va a ser el girasol hasta 2016”, indicó Ospital.

“El 2005 fue un año muy activo para el girasol, los márgenes estuvieron muy bien, el cultivo se afianzó luego de campañas muy complicadas y hoy por hoy está demostrando que es una alternativa más que viable para el productor de algunas economías regionales del país”, agregó.

×

Con respecto a la comercialización del girasol, señaló que es más complicada que la soja. “Normalmente cuando se lo compara con este cultivo, se ve que tenemos direferencias estructurales que a veces no son conocidas por todos. Para poner algunos números, la diferencia de liquidez cuando uno habla de la producción argentina de soja es de 40 M/t, mientras que en girasol estamos en 3.800 M/t. Compradores de girasol en la Argentina son 5 ó 6 firmas, cuando en soja son más de 20. Cuando uno habla de proyección de precios a nivel mundial es mucho más fácil saber qué va a pasar con la soja porque los contratos, normalmente de provisión de harinas, se hacen por períodos prolongados de seis y nueve meses; en cambio, la comercialización del girasol, en el aceite puntualmente, se realiza con el disponible. Esto hace que la comercialización sea más complicada”, detalló Ospital.

También describió que en la Argentina hay cinco economías regionales girasoleras distintas en cuanto a fletes, volúmenes de produccion, destinos de exportación y que esto incide a la hora de definir los precios del girasol.

“Creemos que se pueden reducir los costos de implantación, los números lo están demostrando. Los semilleros están incorporando tecnología, el rinde país se viene mejorando, de una manera pausada pero intensiva. Si logramos que el productor entienda que el girasol merece las mejores condiciones de producción, yo creo que tenemos una perspectiva muy interesante”, Ospital.

El directivo señaló que el optimismo respecto del futuro del girasol no es desmesurado. “En 2001 propusimos armar una cadena de girasol donde se iban a integrar los productores, las empresas de las semillas, las empresas de la agroindustria, las empresas del crushing, el componente científico-tecnológico, parecía una utopía. Sin embargo, llevamos cuatro años trabajando. La idea es demostrarle al productor que en la Argentina el girasol tiene futuro, invitamos a todos en el edificio de la Cámara de Cereales de Bahía Blanca, sean corredores, acopiadores o productores. Estamos armando todo con mucha previsión para que este encuentro clave”, finalizó.

Tags

“El girasol tiene futuro en la Argentina”

Alberto Ospital, operador comercial de la firma Glencore Cereales e integrante de la comsión directiva de Asagir, adelantó a Infocampo TV que el 1° de diciembre próximo se realizará un encuentro clave para definir las perspectivas del cultivo.

28.11.2005
Infocampo
Infocampo

El Vice Presidente 2do de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR) y operador comercial de Glencore Cereales, Alberto Ospital, anticipó a Infocampo TV que el 1° de diciembre se realizará en la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca una reunión en la que se revisará “todo lo que ocurrió en 2005 con respecto al girasol”. “Junto con la comunidad girasolera del sur de la provincia, proyectaremos la idea de desarrollo de la Asociación con una visión futurista de lo que va a ser el girasol hasta 2016”, indicó Ospital.

“El 2005 fue un año muy activo para el girasol, los márgenes estuvieron muy bien, el cultivo se afianzó luego de campañas muy complicadas y hoy por hoy está demostrando que es una alternativa más que viable para el productor de algunas economías regionales del país”, agregó.

×

Con respecto a la comercialización del girasol, señaló que es más complicada que la soja. “Normalmente cuando se lo compara con este cultivo, se ve que tenemos direferencias estructurales que a veces no son conocidas por todos. Para poner algunos números, la diferencia de liquidez cuando uno habla de la producción argentina de soja es de 40 M/t, mientras que en girasol estamos en 3.800 M/t. Compradores de girasol en la Argentina son 5 ó 6 firmas, cuando en soja son más de 20. Cuando uno habla de proyección de precios a nivel mundial es mucho más fácil saber qué va a pasar con la soja porque los contratos, normalmente de provisión de harinas, se hacen por períodos prolongados de seis y nueve meses; en cambio, la comercialización del girasol, en el aceite puntualmente, se realiza con el disponible. Esto hace que la comercialización sea más complicada”, detalló Ospital.

También describió que en la Argentina hay cinco economías regionales girasoleras distintas en cuanto a fletes, volúmenes de produccion, destinos de exportación y que esto incide a la hora de definir los precios del girasol.

“Creemos que se pueden reducir los costos de implantación, los números lo están demostrando. Los semilleros están incorporando tecnología, el rinde país se viene mejorando, de una manera pausada pero intensiva. Si logramos que el productor entienda que el girasol merece las mejores condiciones de producción, yo creo que tenemos una perspectiva muy interesante”, Ospital.

El directivo señaló que el optimismo respecto del futuro del girasol no es desmesurado. “En 2001 propusimos armar una cadena de girasol donde se iban a integrar los productores, las empresas de las semillas, las empresas de la agroindustria, las empresas del crushing, el componente científico-tecnológico, parecía una utopía. Sin embargo, llevamos cuatro años trabajando. La idea es demostrarle al productor que en la Argentina el girasol tiene futuro, invitamos a todos en el edificio de la Cámara de Cereales de Bahía Blanca, sean corredores, acopiadores o productores. Estamos armando todo con mucha previsión para que este encuentro clave”, finalizó.

Tags