Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El INTA relanza su Manual Técnico de Forrajes Conservados con actualizaciones técnicas

Se trata de la segunda edición, actualizada y aumentada, del Manual de Forrajes Conservados, una obra muy valorada tanto en el sector técnico y productivo, como en el académico.

24.04.2018
Facundo Mesquida
Facundo
Mesquida

Periodista

Se trata de la segunda edición, actualizada y aumentada, del de , una obra muy valorada tanto en el sector técnico y productivo, como en el académico. El libro que reúne toda la tecnología y las innovaciones relacionadas a elaboración, conservación y aprovechamiento de los , se presentará el 10 de mayo en Manfredi en el marco de la novena Jornada Nacional de Forrajes Conservados, según comunicaron desde el Instituto.

El desempeñó un rol protagónico en el desarrollo y la difusión de los forrajes conservados que permitieron acortar la brecha tecnológica para hacer más eficiente la ganadería de carne y leche, consiguiendo que en las últimas dos décadas la superficie destinada a henificación y las hectáreas para silaje se multiplicaran por veinte, pasando de 80.000 hectáreas en el año 1993 -a inicios del Proyecto PROPEFO (Proyecto para la Eficiencia de los Forrajes Conservados)-,  a cerca de 2 millones de hectáreas en la actualidad. Esta mejora alcanzada responde a un nuevo paradigma que posiciona a la ganadería frente a un cambio tecnológico donde el animal integra un sistema en el que se suministra una ración perfectamente balanceada.

×

Si bien se ha evolucionado notablemente en el uso de los forrajes, Argentina debe eficientizar aún más su producción con el objetivo de incrementar la cantidad de materia seca obtenida por hectárea y de la calidad que presenta ese alimento cosechado. Las pérdidas actuales durante el proceso de corte, elaboración, almacenamiento y suministro de forrajes conservados continúan siendo muy elevadas, con valores que se estiman en un 25 % de la producción de materia seca destinada a silaje y 30 % en la producción de heno.

La misión del INTA de generar y difundir esta tecnología fue, es y será la llave de la reducción de pérdidas, aportando con un valioso contenido técnico para el aumento de la eficiencia y la competitividad de los sistemas ganaderos de carne y leche. En el año 2008 se realizó la primera edición del Manual de Forrajes Conservados -en el marco del Proyecto INTA PRECOP-, logrando ser un material bibliográfico referente en la temática para productores, asesores, estudiantes o técnicos relacionados al sector forrajero en particular, y ganadero de carne y leche, en general.

Para reflejar las nuevas tecnologías disponibles y tendencias actuales en elaboración, conservación, suministro de los forrajes conservados y aspectos relacionados al uso eficiente de la maquinaria y el manejo nutricional, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -a través de su Programa Nacional de Valor Agregado y Agroindustria-, reunió a destacados especialistas del sector que contribuyeron con sus conocimientos y experiencias en este Manual de Forrajes Conservados que pretende ser una obra de divulgación y guía de consulta permanente para el sector productivo, técnico y académico, comunicó el INTA.

tomate invernadero
26.06.2020 | Por Infocampo

Tomate en invernadero: qué tener en cuenta para optimizar la producción

Desde el INTA brindaron información sobre la temperatura, humedad y variedades del cultivo, para un manejo eficiente de la hortaliza en época invernal.

semillas en manos
28.04.2020 | Por Adriana Sanchez

Los consejos para la autoproducción de semillas, un camino hacia la seguridad alimentaria

Desde el ProHuerta subrayan la necesidad de la producción artesanal de semillas de la huerta para disminuir la dependencia de comprar semillas hortícolas, año a año, en cada temporada.

30.04.2020 | Por Infocampo

Las recomendaciones sanitarias en ovinos y caprinos para emprender un nuevo ciclo productivo

Técnicos del INTA Bariloche recomiendan hacer una revisación clínica, sanitaria y corporal de madres y machos reproductores para verificar que estén en buenas condiciones para atravesar el invierno sin sobresaltos. Además, sugieren aprovechar el otoño para realizar el chequeo y control de parásitos.