Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El trabajo fuera del laboratorio

Con la finalidad de estudiar el comportamiento dinámico de los tractores a campo se realizan pruebas con un laboratorio portátil, radares y sensores. Aquí, un poco de este mundo tecnológico.

14.10.2005
Infocampo
Infocampo

El laboratorio móvil consta de un dinamómetro portátil, celdas de carga monoaxiales y biaxiales, radares, sensores de aproximación, torquímetro y medidores de consumo de combustible electrónicos.

Este equipamiento está conectado a un sistema de telemetría mediante el cual se logra el monitoreo y almacenamiento de los diferentes parámetros de funcionamiento. De esta forma se realizan estudios sobre el comportamiento del patinamiento, el consumo de combustible y las demandas de potencia a la barra de tiro y la toma de fuerza.

×

La alta capacidad de este equipamiento ha permitido el desarrollo de diferentes evaluaciones e investigaciones que abarcan componentes y máquinas completas (cubiertas agrícolas, subsoladores, sembradoras, fertilizadoras, pulverizadoras, etc.) y combustibles.

Este tipo de ensayos denominado “Field Test” permite tener una justa valoración del conjunto tractor, implemento en condiciones reales de trabajo. En estos casos se debe realizar una buena descripción de las particulares condiciones de trabajo presentes al realizar las pruebas. Para ello se utilizan penetrómetros electrónicos y sensores de humedad que permiten describir la resistencia del suelo presente a lo largo de todo el perfil trabajado, así como su contenido de humedad. Paralelamente se determina el grado de cobertura vegetal presente.

Rentabilidad. Mediante la elección de diferentes exigencias se llega a una valoración económica del conjunto que posibilita determinar el costo horario y por hectárea de la máquina bajo ensayo.

Sobre el rubro seguridad y ergonomía ligada a la salud del productor agropecuario y el operador de los diferentes tipos de máquinas, el IIR cuenta con equipamiento de última generación para el estudio de niveles de ruido y vibraciones, y percepción desde puesto de conducción.

El apoyo técnico al productor y al fabricante son los objetivos finales de los distintos laboratorios, principio compartido por las principales estaciones de ensayo de maquinarias del mundo.

El productor y contratista ha tomado conciencia de su función de empresario con las responsabilidades que desde el punto de vista económico ello implica, siendo una de sus principales preocupaciones la elección de los equipos para integrar su parque de maquinaria.

Jorge Hilbert

Especial para Infocampo

Tags