Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

El trigo mantiene buenas condiciones iniciales en gran parte del territorio nacional

Según el Panorama Agrícola Semanal que elavora la BCBA "las condiciones climáticas favorables que se mantienen en gran parte del área agrícola nacional, continúa abasteciendo a los lotes de trigo de humedad óptima para comenzar a desarrollar las etapas críticas de su ciclo fenológico".

08.09.2016
Infocampo
Infocampo

“La condición climática favorable que se mantiene presente en gran parte del área agrícola nacional, continúa abasteciendo a los lotes de trigo de humedad óptima para comenzar a desarrollar las etapas críticas de su ciclo fenológico. No obstante, algunos sectores de las regiones NOA y NEA registraron heladas durante la última semana que podrían impactar negativamente sobre los lotes que se encuentran en estado de espigazón, generando una disminución en el potencial de rendimiento. En paralelo, en los núcleos trigueros del Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa y Sudeste de Buenos Aires, regiones que aportan el 23 % de las 4.300.000 hectáreas estimadas para la campaña en curso, los lotes de trigo comenzaron en su mayoría a desarrollar los primeros macollos, donde el crecimiento y desarrollo de los mismos se encuentra demorado producto del retraso en la siembra del cereal”, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En los días previos a esta publicación “se relevaron heladas sobre la región del NOA, en localidades como Tafí Viejo y Alberdi, entre otras, sobre los lotes de trigo que se encontraban desarrollando la etapa crítica de espigazón en regular condición hídrica. Si bien todavía no se cuantificaron las pérdidas producidas, no se descarta la posibilidad de registrar una disminución en el potencial de rendimiento de los cuadros afectados. A su vez, en el resto de los cuadros implantados, la condición de humedad varía de adecuada a regular y los productores se encuentran a la espera de nuevas precipitaciones que permitan reponer humedad en el perfil para continuar con el desarrollo del cultivo. Por otra parte, en el núcleo productivo del NEA el cereal también transita etapas desde encañazón hasta espigazón sin registro de daños por heladas, bajo humedad y sanidad adecuada. En los lotes que comenzaron a espigar, las expectativas de rinde se ubican levemente por encima del promedio zonal, gracias a las últimas precipitaciones que mejoraron la condición del cultivo en general”, aclara el informe semanal de la BCBA.

“Por otra parte, en el Centro-Norte de Córdoba y Santa Fe, el estado fenológico de los lotes tempranos se encuentra en la etapa de encañazón, mientras que aquellos implantados en fechas más tardías continúan diferenciando macollos. La presión sanitaria es normal, relevándose casos puntuales con incidencia de pulgón y mancha amarilla. En paralelo, en la localidad de Villa Valeria en el sur de Córdoba, algunos lotes se destinaron como cultivo de cobertura, mientras que en el resto de los cuadros ya se comenzaron a realizar labores de refertilización con el fin de lograr los parámetros de calidad. Situación similar ocurre en el Núcleo Norte, donde los productores se encuentran próximos a comenzar con los ajustes de fertilización en lotes que se encuentran en macollaje, bajo óptimas condiciones de humedad y sanidad”, datalla el Panorama Agrícola Semanal.

Sobre el Centro-Este de Entre Ríos, “los lotes de trigo que debieron ser re-sembrados como consecuencia de los excesos de humedad, ya se encuentran en emergencia. En cuanto a los cuadros más avanzados en su crecimiento y desarrollo, los mismos se encuentran entre macollaje y encañazón, donde las últimas precipitaciones favorecieron a mejorar su estado fenológico. El estado sanitario es bueno, aunque en la localidad de Viale se realizaron aplicaciones para el control de septoria y roya. A su vez, en el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, los materiales de ciclo largo ya comenzaron la etapa de encañazón con una humedad regular, esperando nuevas precipitaciones para mejorar la condición hídrica del perfil”, indica el PAS.

Y finalizó: “En los núcleos trigueros del sudeste y sudoeste de Buenos Aires, el cereal se encuentra en muy buenas condiciones de humedad y sanidad. Los lotes implantados antes del temporal ya diferencian macollos, mientras que los últimos sembrados aun diferencian hojas”.

Tags