Publicidad Cerrar X

El trigo y la cebada se nutren con un nuevo biofertilizante que aporta zinc y cobre

Para la nueva campaña, en A Todo Trigo Indigo AG presentó una biosolución que permite incrementar los rendimientos de los cultivos de fina.

infocampo
Por Infocampo

Incrementar los rendimientos y reducir el impacto en el ambiente son dos de los objetivos que están en la agenda de trabajo de los productores y las empresas agropecuarias.

En ese camino transita Indigo AG, la startup americana que estuvo presente en A Todo Trigo, donde presentó una nueva solución en fertilización sustentable, utilizable tanto en trigo como en cebada.

Se trata de Indigo Z, un innovador producto de origen inorgánico y orgánico que aporta los elementos necesarios para cubrir las deficiencias de zinc, pero también suma otro elemento esencial para la fotosíntesis: cobre.

Técnicamente, este biofertilizante se destaca por su fórmula única que combina macro y micro elementos, fitohormonas y aminoácidos, brindando a las plantas los nutrientes esenciales que necesitan para un crecimiento óptimo.

Su aplicación es durante el tratamiento de semillas, con el fin de que estos elementos estén disponibles de inmediato para el cultivo, garantizando un arranque vigoroso de la semilla desde el inicio.

INDIGO Z: NUEVO BIOFERTILIZANTE PARA TRIGO Y CEBADA

Según remarcaron desde la compañía, la principal característica de Indigo Z es su alto contenido de zinc, un nutriente clave para la producción de enzimas meristemáticas que impulsan los procesos de crecimiento de las plantas y la fotosíntesis.

Además, como se mencionó, contiene cobre, otro elemento esencial para la fotosíntesis, contribuyendo a la formación de proteínas y enzimas vitales para el desarrollo vegetal.

“La fertilización con micronutrientes tiene como objeto cubrir en parte las deficiencias de nutrientes de los suelos y a la vez tener disponible en forma inmediata algunos de los nutrientes que el cultivo podrá aprovechar para maximizar los rendimientos durante su ciclo de producción”, destacó el director de Productos Biológicos de Indigo, Reinaldo Bonnecarrere.

En este marco, el ejecutivo recordó un aspecto clave: diversos estudios realizados en Argentina advierten que los niveles de zinc de los suelos vienen mostrando signos de reducción.

“Más del 50% de los suelos de la región pampeana presentan niveles de Zinc bajos a muy bajos, menores a una parte por millón, que conllevan una reducción de rindes de 6-7%. En estos casos se observan respuestas significativas a la fertilización de zinc con dosis de 1 a 1,5 kilogramos por hectárea”, reflejó Bonnecarrere.

En concreto, los principales beneficios de Indigo Z son:

  • Incrementa el rendimiento del cultivo de Trigo y Cebada.
  • Aporta Zinc en situaciones de déficit por carencia en los suelos e inmovilización por fertilización fosfatada.
  • Mejora la germinación y el crecimiento inicial de los cultivos.
  • Plantas más vigorosas y resistentes a enfermedades fúngicas por hongos de suelo y semilla.
  • Estimula el sistema radicular.
  • Incrementa la absorción de agua y nutrientes.
  • Constituye una sinergia con Bradyrhizobium, induciendo una mayor fijación biológica de nitrógeno.

UNA “SOLUCIÓN BIOLÓGICA” EXITOSA

En paralelo, Indigo también aprovechó A Todo Trigo para dar a conocer los resultados de las aplicaciones del pack “Solución biológica”, compuesto por un biofungicida a base de Trichoderma harzianum, Indigo Pro Max y un biofertilizante a base de Bacillus simplex, Indigo 30, que actuando juntos controlan los hongos de semilla y suelo y potencian el rendimiento.

Este paquete tecnológico viene demostrando ser altamente efectivo y competitivo, logrando muy buenos resultados en los campos donde se ha implementado siendo una alternativa de reemplazo de los tratamientos químicos convencionales.


El ensayo realizado por un equipo comandado por el ingeniero agrónomo Jorge González Montaner en el sudeste de Buenos Aires, que constituye la principal región de trigo y cebada de Argentina, dio por resultados que los lotes con semillas curadas con Solución biológica de Indigo tuvieron un 4% más de rendimiento.

Por eso, la propuesta de Indigo es aplicar Indigo Z en complemento con otros productos de la empresa, Indigo Pro Max e Indigo 30, para maximizar los rendimientos.

UN MERCADO EN CRECIMIENTO

En diálogo con Infocampo, Bonnecarrere amplió su mirada optimista sobre el mercado argentino: “Crece mucho, es cada vez más importante. Latinoamérica en general representa una gran oportunidad para los productos biológicos”, mencionó.

Por su parte, Juan Busto, director Comercial de Indigo AG, destacó que estas tecnologías permiten controlar factores de estrés tanto bióticos como abióticos, y lograr plus de rendimientos similares o mejores a los de las alternativas químicas, pero sin impacto ambiental.

“Además, estamos al mismo nivel de precio que las tecnologías químicas, por lo que el productor puede incorporar biológicos que las reemplazan perfectamente, con performances excelentes a campo. Es una propuesta muy competitiva”, sentenció Busto.