Publicidad Cerrar X

Empresarios agrícolas piden estabilidad económica para poder atraer nuevas inversiones

Ejecutivos de empresas agropecuarias coincidieron en un diagnóstico de retracción para sus negocios. Pero se mostraron optimistas en el mediano plazo.

Empresarios ligados al sector agropecuario coincidieron en la necesidad de reclamar estabilidad económica para que el país pueda atraer nuevas inversiones.

El pedido surgió del panel sobre agronegocios que se llevó a cabo ayer durante los Seminarios El Cronista y Apertura realizados durante dos días en los salones del hotel Hilton de Puerto Madero.

De este panel participaron Gustavo Grobocopatel, creador y dueño de uno de los mayores grupos agroindustriales del país, Los Grobo; Antonio Aracre, CEO de la firma de insumos agrícolas Syngenta, y Ricardo Yapur, presidente de la empresa Rizobacter, de capitales nacionales y radicada en Pergamino.

Durante su exposición Grobocopatel hizo referencia a los “shocks”, a lo cual Aracre se sumó definiendo el estado de situación actual de los negocios como “en cambio permanente” por las peculiaridades de la Argentina.

En lo referente al negocio agrícola en sí, desde sus distintas perspectivas, los empresarios convocados para este panel de cierre del evento también apuntaron a un diagnóstico común.

“El sector se encuentra estancado”, opinó el creador del Grupo Los Grobo. Para refrendar su postura, el empresario ejemplificó con el volumen de la cosecha que, según su visión, no creció como era previsible. “Producimos 100 millones de toneladas cuando, si hubiese seguido el crecimiento económico que teníamos, estaríamos en 130 millones”, se quejó Grobocopatel.

“Eso se debe a que el productor se retrajo”, argumentó, para concluir el diagnóstico sosteniendo que “la foto es de tensión, con un productor tratando de defenderse de los efectos negativos de las políticas económicas”. Por su parte, Aracre señaló que “el agro es el sector más dinámico del país y los productores han tenido ductilidad”. Según el máximo responsable de los negocios locales de Syngenta, “ante lo adverso, abrazaron la tecnología para mejorar la rentabilidad”. De todos modos, coincidió con Grobocopatel al admitir que “sería bueno que las condiciones fueran mejores”.

Según publicó El Cronista, El ejecutivo también reconoció la existencia de “condiciones adversas” para varios sectores, y en este sentido, el agro no es la diferencia”.

A su tumo, Yapur aseguró que el estancamiento actual que sufre el sector “se traduce en que muchos productores compran insumos por precio, aún sabiendo que otro más caro tiene un resultado mejor en rendimientos”.

Respecto a las perspectivas que le deparan al sector durante lo que resta de este año en términos de precios de la soja, Grobocopatel indicó que la tasa de crecimiento de la demanda supera la tasa de avance de la oferta.

Por ese motivo, se animó a advertir que “el valor tendrá una fluctuación de entre u$s 480 a u$s 520 por tonelada en el mercado de Chicago”. También vaticinó que este precio tiene “una mayor probabilidad de que suba a que baje”.

En cuanto al mediano plazo, la visión del máximo responsable del Grupo Los Grobo fue coincidente con la de los otros dos expositores. Los tres se mostraron optimistas para los tiempos que vendrán, aunque con opiniones condicionadas. Grobocopatel ató el éxito a un desarrollo sistémico del país; Aracre pidió a la sociedad que tenga la real dimensión de lo importante que es el campo, y Yapur aseguró que su negocio, el de los llamados ‘microbiológicos’ tiene todo por crecer.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: