Publicidad Cerrar X

En blanco: vientos del trópico traerán humedad, pero no alcanzará para generar lluvias

El alejamiento de los aires polares hará que las heladas comiencen a quedar en el olvido. Pero el otro factor clave, que es la oferta de agua, seguirá siendo deficitario.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en su perspectiva agroclimática semanal, todos los jueves incluye tres mapas: uno de altas temperaturas, otro de bajas y el restante de lluvias.

Este último es el que más vienen mirando los productores agropecuarios en las últimas semanas y es el que peor noticias trae en esta edición: gran parte del territorio argentino figura blanco; es decir, que no se prevé la ocurrencia de precipitaciones.

Este panorama profundiza la gravedad que enfrenta la campaña fina, con fuertes caídas proyectadas en las cosechas de trigo y de cebada, mientras que profundiza la preocupación por las siembras de cultivos de verano.

SE VAN LAS HELADAS

En primer término, la buena noticia para el campo es que el otro factor climático que ha complicado a la campaña en los últimos meses, que son las heladas, ya comenzará a ser solo un mal recuerdo.

“Al inicio de la perspectiva (el período bajo análisis abarca desde este jueves hasta el próximo miércoles), finalizará la entrada de vientos polares, iniciada en los días precedentes, danto tiempo despejado, seco y fresco”, menciona el informe.

  • El este del NOA, gran parte de la Región del Chaco, el este de Cuyo, la mayor parte de la Región Pampeana y la mayor parte del Paraguay observarán temperaturas mínimas superiores a 10°C, con focos con valores inferiores.
  • El centro del NOA, el centro de Cuyo, la Mesopotamia, el sur de la Región del Chaco, el este de la Región Pampeana y la mayor parte de la República Oriental del Uruguay observarán temperaturas mínimas entre 5 y 10°C, con focos con valores superiores y otros inferiores y heladas localizadas.
  • El centro-oeste del NOA, el centro-oeste de Cuyo y el este del Uruguay observarán temperaturas mínimas superiores a 0°c con heladas generales.
  • Las áreas serranas y cordilleranas observarán temperaturas mínimas por debajo del nivel de heladas localizadas y generales.

LLEGA EL CALOR

Luego, “los vientos del trópico retornarán con vigor, provocando temperaturas sobre lo normal en la mayor parte del área agrícola, salvo las áreas más cercanas al Litoral Atlántico, y comenzando a restablecer la humedad para la producción de lluvias”, agrega el reporte.

  • El este del NOA, el este de Cuyo, el sur de la Región del Chaco, Corrientes, el norte y el oeste de la Región Pampeana y el centro del Paraguay observarán temperaturas máximas superiores a 30°C, con focos con valores superiores a 35°C y otros inferiores.
  • El centro del NOA, el centro de Cuyo, Misiones, el este de la Región Pampeana, el oeste del Uruguay y el sudeste del Paraguay observarán temperaturas máximas entre 25 y 30°C, con focos con valores inferiores y otros superiores.
  • El centro-oeste del NOA, el centro-oeste de Cuyo, el este de la Provincia de Buenos Aires y el este del Uruguay registrarán temperaturas máximas entre 20 y 25°C.
  • El oeste del NOA y el oeste de Cuyo observarán temperaturas máximas inferiores a 20°C, con focos con valores inferiores.

PERO LAS LLUVIAS NO VUELVEN

El problema es que, a pesar del retorno de los vientos del trópico y el restablecimiento de la humedad, no alcanzará todavía para provocar las precipitaciones que necesitan suelos y cultivos.

“Se mantendrán condiciones de estabilidad atmosférica, que dejarán a la mayor parte del área agrícola con precipitaciones escasas a nulas”, resume el documento.

  • La mayor parte del área agrícola paraguaya, gran parte del área agrícola uruguaya y la mayor parte del área agrícola argentina registrarán precipitaciones con valores escasos, (menos de 10 milímetros).
  • Solamente. el centro-oeste del NOA observará precipitaciones moderadas a abundantes (10 a 25 milímetros).
  • La Cordillera Sur registrará precipitaciones escasas.