Publicidad Cerrar X

En San Luis, con un derivado del biodiésel obtendrán un producto que no se fabrica en el país

Se está construyendo una planta piloto para obtener un producto útil para las industrias de alimentos, cosmética y medicina.

infocampo

A partir del trabajo y el avance científico del investigador del CONICET, Raúl Comelli, del Instituto de Investigaciones en Catálisis y Petroquímica “Ing, José Miguel Parrera”, se llevará a cabo la construcción de una planta piloto de propilenglicol, un compuesto utilizado en industrias de alimentos, cosmética y medicina, que aún no se produce en la Argentina.

El propilenglicol permite valorizar un subproducto de la producción del biodiesel, la glicerina o glicerol, con destacables perspectivas económicas.

La planta, que estará en la provincia de San Luis, permitirá obtener 100 toneladas por año.

Mirá también La primera firma argentina que recicla plástico para elaborar bidones tricapa de fitosanitarios

Según señala Comelli, “desde el punto de vista estratégico nacional, Argentina es referente internacional como productor-exportador de soja y de biodiesel”.

En este sentido, agrega que, considerando que los glicoles –propilenglicol/etilenglicol- no se producen en el país-, la demanda interna se resuelve importando. En paralelo, nosotros disponemos de la materia prima, estando así en condiciones ventajosas para agregar el valor en origen, satisfacer nuestra propia demanda y generar un cupo para exportar”, afirma.

Este desarrollo de tecnología nacional ya obtuvo las patentes en Brasil, USA, países de Europa como Inglaterra, Alemania, Francia, Italia y Bélgica y en Argentina, donde el CONICET y la Universidad Nacional del Litoral  lo han licenciado a la empresa Varteco Química Puntana.

biodiesel 1

 

Glicerol

El desarrollo de este avance busca aprovechar la oportunidad que brinda la industria del biodiesel, muy importante en Santa Fe, la que genera alrededor de un 10% de glicerina o glicerol como subproducto.

Esto representa grandes volúmenes, tal como registra el relevamiento de 2021, con 313.800 toneladas de glicerol para la capacidad instalada en la zona del Gran Rosario.

Para llevar adelante este proyecto se consideraron principalmente cuatro aspectos clave:

  • Dar con una alternativa concreta para la oferta creciente de glicerol.
  • Utilizar materia prima renovable
  • Desarrollar nuevos usos y/o formulaciones con compuestos de origen verde.
  • Agregar valor en origen, produciendo en la Argentina para ahorrar las divisas que suponen importar 12.000 toneladas por año y 80.000 toneladas por año de etilenglicol (según estimaciones de consumo del 2018).