Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Etanol: cuando se hace bien

En el "VIII Congreso Nacional de Maíz" expuso sobre la experiencia de productores asociados en la elaboración de bioetanol, Robin Guyer, vicepresidente de la Cooperativa Lincolnland Agri-Energy de la localidad de Palestine, y explicó el éxito del trabajo.

25.11.2005
Infocampo
Infocampo

El etanol es un combustible alternativo de base alcohol que se obtiene de la fermentación y destilación del almidón de maíz, cebada o trigo, que ha sido convertido a azúcares simples. Mezclado el etanol con naftas, se obtiene un combustible que mejora la emisión de los escapes de los motores de combustión interna. Invitado al “VIII Congreso Nacional de Maíz” para exponer sobre la experiencia de productores asociados en la producción de bioetanol, estuvo Robin Guyer, vicepresidente de la Cooperativa Lincolnland Agri-Energy de la localidad de Palestine, en el estado de Illinois. Dijo a Infocampo que en los Estados Unidos las leyes de aire limpio exigen una combustión limpia de la nafta, objetivo que se logra con el etanol. “También nos hace menos dependientes del petróleo extranjero”, señaló agudamente. Típicamente, el maíz alimenta al ganado bovino y porcino. “Pero producimos tanto maíz -manifestó- que tenemos necesidad de contar con otras formas de utilizarlo. De manera que producimos etanol.” Describió que en una pila de maíz, no importa su tamaño, un tercio de ella es etanol. De manera que si se tiene 1 bushel de maíz (25,40 kg), se tienen 17 libras (7,65 kg) de etanol o, en otras palabras, se obtienen 2,8 galones (10,58 l) de etanol. Agregó que la relación del precio del maíz en los Estados Unidos es de U$S 2 a U$S 2,20 el bushel, y el etanol vale U$S 1,5 el galón (3,78 l). Por lo tanto, convirtiendo el bushel de maíz a etanol, puede obtenerse de U$S 4,50 a U$S 5. Hay además otro ingreso por la venta del llamado “grano seco destilado”, residuo utilizado para la alimentación de ganado. De allí que, en conjunto, el productor obtiene cerca de U$S 6 en total por bushel. La cooperativa tiene 450 propietarios, todos productores maiceros. Hicimos un pago de U$S 22,5 M, y posteriormente obtuvimos un crédito de U$S 34 M de un banco. Comenzamos la producción en julio del año pasado. En este lapso hemos hecho pagos al Banco, con lo cual nuestra deuda se ha reducido a menos de US$ 10 M. Además nos hemos repartido un dividendo de U$S 5 M. De esta manera hemos recibido un retorno aproximado del 20% de nuestra inversión en un año y medio, y hemos pagado al Banco”, describió Guyer.

El etanol que producen es vendido a empresas petroleras que lo mezclan en la proporción de 1 galón de etanol con 9 galones de nafta. Esto es lo que se carga en el tanque en los surtidores en Estados Unidos con el resultado de un caño de escape con emanaciones más limpias, “Algo muy bien visto allí, y supongo que aquí también”, acotó. Además, se extiende la vida útil del motor. Respecto de cómo se establece el precio del galón de etanol entre petrolera y cooperativa, Guyer dijo que tanto el maíz, el petróleo, el etanol y la nafta son ‘commodities’ que se negocian en las respectivas Bolsas. De manera que la ley de oferta y demanda fija el precio. Cuando se compra un galón de nafta, hay 55 centavos de impuesto que van al Gobierno. Pero la porción de etanol, no tiene impuestos. Consultado sobre la posibilidad de que ese 10% por galón pueda incrementarse, riéndose dijo que como productores “esperamos que sí”. En tal sentido, si bien están haciendo ‘lobby’ con sus políticos, no cree que eso suceda en próximamente. “Recién estamos comenzando con esta nueva ley que impone el 10%, y aún no está aplicada en forma generalizada. Se está implementando paso a paso en un período de 4 a 5 años.” Con visión de futuro, dijo que el objetivo es producir 12 billones de galones de etanol anualmente. Hoy producen 4 billones por año. Resumiendo, Guyer dijo que esa meta se centra en la política del aire limpio y también menor dependencia del petróleo foráneo. “Y también por el beneficio para los productores maiceros porque hace que el maíz sea más valioso. Es por lo tanto un gran éxito para nosotros.”

×

Arthur J. Woodward

Especial para Infocampo

Tags

Etanol: cuando se hace bien

En el "VIII Congreso Nacional de Maíz" expuso sobre la experiencia de productores asociados en la elaboración de bioetanol, Robin Guyer, vicepresidente de la Cooperativa Lincolnland Agri-Energy de la localidad de Palestine, y explicó el éxito del trabajo.

25.11.2005
Infocampo
Infocampo

El etanol es un combustible alternativo de base alcohol que se obtiene de la fermentación y destilación del almidón de maíz, cebada o trigo, que ha sido convertido a azúcares simples. Mezclado el etanol con naftas, se obtiene un combustible que mejora la emisión de los escapes de los motores de combustión interna. Invitado al “VIII Congreso Nacional de Maíz” para exponer sobre la experiencia de productores asociados en la producción de bioetanol, estuvo Robin Guyer, vicepresidente de la Cooperativa Lincolnland Agri-Energy de la localidad de Palestine, en el estado de Illinois. Dijo a Infocampo que en los Estados Unidos las leyes de aire limpio exigen una combustión limpia de la nafta, objetivo que se logra con el etanol. “También nos hace menos dependientes del petróleo extranjero”, señaló agudamente. Típicamente, el maíz alimenta al ganado bovino y porcino. “Pero producimos tanto maíz -manifestó- que tenemos necesidad de contar con otras formas de utilizarlo. De manera que producimos etanol.” Describió que en una pila de maíz, no importa su tamaño, un tercio de ella es etanol. De manera que si se tiene 1 bushel de maíz (25,40 kg), se tienen 17 libras (7,65 kg) de etanol o, en otras palabras, se obtienen 2,8 galones (10,58 l) de etanol. Agregó que la relación del precio del maíz en los Estados Unidos es de U$S 2 a U$S 2,20 el bushel, y el etanol vale U$S 1,5 el galón (3,78 l). Por lo tanto, convirtiendo el bushel de maíz a etanol, puede obtenerse de U$S 4,50 a U$S 5. Hay además otro ingreso por la venta del llamado “grano seco destilado”, residuo utilizado para la alimentación de ganado. De allí que, en conjunto, el productor obtiene cerca de U$S 6 en total por bushel. La cooperativa tiene 450 propietarios, todos productores maiceros. Hicimos un pago de U$S 22,5 M, y posteriormente obtuvimos un crédito de U$S 34 M de un banco. Comenzamos la producción en julio del año pasado. En este lapso hemos hecho pagos al Banco, con lo cual nuestra deuda se ha reducido a menos de US$ 10 M. Además nos hemos repartido un dividendo de U$S 5 M. De esta manera hemos recibido un retorno aproximado del 20% de nuestra inversión en un año y medio, y hemos pagado al Banco”, describió Guyer.

El etanol que producen es vendido a empresas petroleras que lo mezclan en la proporción de 1 galón de etanol con 9 galones de nafta. Esto es lo que se carga en el tanque en los surtidores en Estados Unidos con el resultado de un caño de escape con emanaciones más limpias, “Algo muy bien visto allí, y supongo que aquí también”, acotó. Además, se extiende la vida útil del motor. Respecto de cómo se establece el precio del galón de etanol entre petrolera y cooperativa, Guyer dijo que tanto el maíz, el petróleo, el etanol y la nafta son ‘commodities’ que se negocian en las respectivas Bolsas. De manera que la ley de oferta y demanda fija el precio. Cuando se compra un galón de nafta, hay 55 centavos de impuesto que van al Gobierno. Pero la porción de etanol, no tiene impuestos. Consultado sobre la posibilidad de que ese 10% por galón pueda incrementarse, riéndose dijo que como productores “esperamos que sí”. En tal sentido, si bien están haciendo ‘lobby’ con sus políticos, no cree que eso suceda en próximamente. “Recién estamos comenzando con esta nueva ley que impone el 10%, y aún no está aplicada en forma generalizada. Se está implementando paso a paso en un período de 4 a 5 años.” Con visión de futuro, dijo que el objetivo es producir 12 billones de galones de etanol anualmente. Hoy producen 4 billones por año. Resumiendo, Guyer dijo que esa meta se centra en la política del aire limpio y también menor dependencia del petróleo foráneo. “Y también por el beneficio para los productores maiceros porque hace que el maíz sea más valioso. Es por lo tanto un gran éxito para nosotros.”

×

Arthur J. Woodward

Especial para Infocampo

Tags