Publicidad Cerrar X

Invertirán $ 2.000 millones para reconvertir la autopista Rosario-Santa Fe

Se hará pavimentación integral con materiales modernos, se sumará iluminación con sistemas led, además de señalización horizontal y vertical, y un tercer carril entre Rosario y San Lorenzo.

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, anunció este jueves en Rosario, el plan de obras y el nuevo sistema de concesión de la Autopista Rosario – Santa Fe, que contempla una inversión de 1.960 millones de pesos, a 5 años de plazo, a lo largo de los 314 kilómetros de la traza.

Se trata de una vía estratégica, no solo para la comunicación interurbana sino también para el transporte de granos hacia el Gran Rosario, donde se encuentran las terminales portuarias de granos y derivados más importante del mundo

“Las autopistas y autovías son el medio de comunicación vial más moderno, confiable y seguro, que deberían existir en una proporción mayor en nuestro país. A lo largo de décadas han habido diferentes planes y proyectos para construirlas, pero la realidad es que seguimos muy atrasados”, dijo el gobernador santafesino.

Lifschitz reivindicó la “visión” de los exgobernadores Carlos Sylvestre Begnis y Aldo Tessio que en momentos en los que aún no había autopistas en el país “imaginaron y construyeron” la traza que hoy une Rosario con Santa Fe, convirtiéndola en la primera de la Argentina allá cuando comenzó su construcción en 1964.

“El plan que estamos presentando va a convertir esta autopista en la más moderna y segura del país. Para eso hemos elegido un modelo mixto, de concesión privada para el control, emergencias, mantenimiento preventivo y servicios”, mientras que la provincia “asume la tarea de hacer las obras”, indicó.

En referencia a las acciones a ejecutar, Lifschitz enumeró la “pavimentación integral, con materiales modernos, para asegurar mejor transitabilidad y adherencia, sobre todo en días de lluvia e iluminación con sistemas led, además de señalización horizontal y vertical”.

También, destacó la labor de los equipos técnicos de Vialidad y del Ministerio de Infraestructura y Transporte, y se mostró esperanzado de que los santafesinos puedan “recuperar el orgullo de contar con una vía de comunicación moderna, segura, a la altura de las mejores autopistas de la Argentina y el mundo”.

El reacondicionamiento  de la autopista incluye la repavimentación de accesos, la ejecución de intercambiadores, áreas de servicio, cambio de señalética, nuevos accesos a Santo Tomé Norte, Fray Luis Beltrán y Desvío Arijón, iluminación de led hasta estaciones de peaje, y tercer carril entre Rosario y San Lorenzo.

Además, se estipula una licitación distinta -también por 5 años-, para brindar servicios y el mantenimiento de la traza. Las obra de mejoras y ampliación de la autopista correrán por cuenta de la provincia.

La apertura de ofertas para la nueva administración será el 3 de abril, por un plazo de 5 años, y la empresa adjudicataria tendrá a su cargo el gerenciamiento y mantenimiento del corredor, los sistemas de información a los usuarios, el pesaje móvil y balanzas automáticas, y el cobro de peaje.