Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

¿Cómo producir alimentos con garantía ?

El Comité de Productos Alimentarios discute los últimos puntos de la ISO 22000, reglamentación que determinará la inocuidad de los alimentos. ¿Para qué sirve?

28.05.2005
Infocampo
Infocampo

No es suficiente conque un producto alimenticio sea de buena calidad, tanto para el que produce como para el consumidor: es necesario contar con un certificado que garantice que es inocuo.

“Para el productor, porque las exigencias del comercio internacional incrementan permanentemente los requerimientos para la adquisición de los alimentos”, dijo a Infocampo Silvia Cucher, especialista en agroalimentos.

×

Actualmente los empresarios que deciden exportar sus productos se encuentran con numerosas reglamentaciones que cumplir de acuerdo con las colocaciones y con las características del mercado al que se dirigen. “De allí la necesidad de que se dictamine una reglamentación que regule internacionalmente y englobe los pedidos”, especificó Cucher.

En este marco crece la expectativa por la puesta en vigencia de la ISO 22000, una reglamentación internacional y global que por el momento continúa en discusión. “En la última reunión, se confirmó el envío a votación por cinco meses, para dar lugar a las observaciones y comentarios para mejorar el contenido de esta norma que es de cumplimiento voluntario”, comentó Juan Carlos Troiano, jefe del departamento Alimentos y Salud de IRAM Argentina.

En referencia con los alcances de la misma, Troiano especificó que el objetivo primordial será la determinación de que un alimento es inocuo. “Principalmente garantizará que ese producto no contiene ningún elemento que ponga en riesgo la salud humana.”

Acerca de la posición de nuestro país en la discusión de los considerandos de la normativa, Troiano dijo que se votará positivamente, “con los cambios que estimemos que haya que hacer para tener el mejor texto posible, compatible con los intereses nacionales, en especial de los sectores de las industrias alimentarias. No hay que olvidar que la Argentina es un fuerte productor y exportador de alimentos, y una norma de tal magnitud internacional podría perjudicarnos si no cuidáramos de su contenido y alcance.

El especialista remarcó que en los puntos que aún restan resolver se considerarán en otras dos normas ISO: la 22003 y la 22004. La primera, establecerá los requisitos para las entidades que certifiquen (en nuestro caso, el IRAM) a las empresas que soliciten tener el sello de conformidad con la 22000, de modo que tengan confianza en los certificados que se emitan. Así los consumidores podrán tener algún respaldo respecto del producto que quieran comprar o degustar.

Verónica Puig

Tags