Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

¿La Argentina verde?

La aftosa más cerca. Las carnes más caras. Los brasileños desafían a cualquiera que esté en la frontera argentina señalando que se pueden escuchar los disparos de los rifles sanitarios. Y que están vacunando masivamente sus rodeos. Mientras tanto, los especialistas argentinos ya están ganados por las dudas.

04.11.2005
Infocampo
Infocampo

Nadie lo dice, pero el temor está cada vez más instalado entre los ganaderos. Y resulta que la culpa no está fronteras adentro. La posibilidad de que la aftosa finalmente entre a territorio argentino ya le quitó el sueño a más de uno. En el décimo piso del edificio del Senasa todavía maldicen a los funcionarios brasileños que los visitaron… dos días antes de que ese país aceptase públicamente la aparición del primer foco. De allí en adelante, si son 11 o 150 sólo es estadística. Las alarmas sanitarias argentinas ya están sonando. Más allá de la frontera, en un espacio que es un poco menos que la provincia de Buenos Aires, se encuentra una cantidad de cabezas que es casi la mitad del rodeo argentino: entre 20 a 25 M. El virus tiene un hábitat propicio para difundirse. Los brasileños desafían a cualquiera que esté en la frontera argentina señalando que se pueden escuchar los disparos de los rifles sanitarios. Y que están vacunando masivamente sus rodeos. Mientras tanto, los especialistas argentinos ya están ganados por las dudas. Saben que no hay contralor veterinario brasileño que constate si efectivamente se vacuna. Que el “gaúcho” sólo está obligado a presentar un documento en donde afirma que sí lo hizo. Que algunas estancias de frontera son propiedad de los indígenas y que por la Constitución brasileña son poco menos que intocables. Y, para colmo, el presidente Lula no está en su mejor momento político para impulsar medidas férreas. Tampoco lo ayuda un sistema político que otorga mucho poder a cada estado. Así las cosas, Brasil ya perdió más de 49 clientes. Y se dice que la Argentina sólo podría incrementar sus envíos a Chile. Este escenario, que estrena nuevo peso de faena en la comercialización que, en principio, elimina a las terneras de la oferta y ya se otea un alza en el precio, así como también se verificaría en porcinos y pescados, explicaría por qué las verdulerías se convierten en un destino ineludible para los consumidores argentinos.

×

Daniel Díaz

Gerente de Contenidos de Infocampo

ddiaz@infocampo.com.ar

Tags

¿La Argentina verde?

La aftosa más cerca. Las carnes más caras. Los brasileños desafían a cualquiera que esté en la frontera argentina señalando que se pueden escuchar los disparos de los rifles sanitarios. Y que están vacunando masivamente sus rodeos. Mientras tanto, los especialistas argentinos ya están ganados por las dudas.

04.11.2005
Infocampo
Infocampo

Nadie lo dice, pero el temor está cada vez más instalado entre los ganaderos. Y resulta que la culpa no está fronteras adentro. La posibilidad de que la aftosa finalmente entre a territorio argentino ya le quitó el sueño a más de uno. En el décimo piso del edificio del Senasa todavía maldicen a los funcionarios brasileños que los visitaron… dos días antes de que ese país aceptase públicamente la aparición del primer foco. De allí en adelante, si son 11 o 150 sólo es estadística. Las alarmas sanitarias argentinas ya están sonando. Más allá de la frontera, en un espacio que es un poco menos que la provincia de Buenos Aires, se encuentra una cantidad de cabezas que es casi la mitad del rodeo argentino: entre 20 a 25 M. El virus tiene un hábitat propicio para difundirse. Los brasileños desafían a cualquiera que esté en la frontera argentina señalando que se pueden escuchar los disparos de los rifles sanitarios. Y que están vacunando masivamente sus rodeos. Mientras tanto, los especialistas argentinos ya están ganados por las dudas. Saben que no hay contralor veterinario brasileño que constate si efectivamente se vacuna. Que el “gaúcho” sólo está obligado a presentar un documento en donde afirma que sí lo hizo. Que algunas estancias de frontera son propiedad de los indígenas y que por la Constitución brasileña son poco menos que intocables. Y, para colmo, el presidente Lula no está en su mejor momento político para impulsar medidas férreas. Tampoco lo ayuda un sistema político que otorga mucho poder a cada estado. Así las cosas, Brasil ya perdió más de 49 clientes. Y se dice que la Argentina sólo podría incrementar sus envíos a Chile. Este escenario, que estrena nuevo peso de faena en la comercialización que, en principio, elimina a las terneras de la oferta y ya se otea un alza en el precio, así como también se verificaría en porcinos y pescados, explicaría por qué las verdulerías se convierten en un destino ineludible para los consumidores argentinos.

×

Daniel Díaz

Gerente de Contenidos de Infocampo

ddiaz@infocampo.com.ar

Tags