Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

La redistribución de las retenciones busca mejorar la productividad lechera

En el marco de la resolución 406, que estableció un incremento en las retenciones lácteas por 180 días, Juan Linari, coordinador del programa de política lechera de la Secretaría de Agricultura de la Nación, destacó que ya comenzó el proceso de redistribución del capital recaudado a través de este gravamen. Linari aseguró que "estamos en la etapa de analizar cuáles van a ser los destinos de esos fondos", pero aclaró que en todos los casos se apuntará a mejorar la productividad de los tambos en cada una de las provincias lecheras.

25.09.2005
Infocampo
Infocampo

Linari expuso en Infocampo TV que “en cumplimiento de lo que establece la resolución 406, se está comenzando a redistribuir lo recaudado por las retenciones a la leche.

De este modo, destacó que “en esta etapa, estamos empezando a analizar la cuestión con las provincias lecheras, al nivel de sus respectivos gobiernos”.

×

El coordinador del programa de política lechera aseguró que, en dicho análisis, se tomará en consideración principalmente todo aquello que permita favorecer una mejora en la productividad de los tambos, en las distintas provincias.

En este sentido, explicó que una de las alternativas que el programa estudia en este momento, es la posibilidad de aplicar fondos para subsidiar de manera importante las tasas de interés, a través de la firma de convenios con los bancos provinciales “que tengan líneas adecuadas a los productores”.

“También estamos pensando la necesidad de llevar adelante algunos programas de capacitación, que algunas provincias ya tienen, pero necesitan financiamiento”, resaltó Linari.

Así, explicó que esta formación estaría orientada fundamentalmente al pequeño y mediano productor, “y a aquellos que tienen, incluso, alguna forma asociativa como grupos de cambio rural, tamberos y demás”.

El dirigente manifestó que todas estas posibilidades contemplan la necesidad de mejorar algunas variables productivas, de acuerdo a la situación de cada una de las cinco provincias lecheras mayores.

“Habrá que analizar cuáles con los matices y las distintas variantes que permitan llevar adelante los programas”, observó.

En cuanto a los motivos que impulsaron al gobierno a incrementar las retenciones en el sector lácteo, Linari expuso que “cuando desde el gobierno, uno ve a un sector en un crecimiento muy vigoroso, como el conjunto lechero a partir de la crisis, y la reversión de este ciclo en el año 2004, y ve que este crecimiento trae aparejado algunos desequilibrios de precios entre lo que sucede con el mercado externo, el mercado interno y los consumidores, en un producto tan sensible como la leche, lamentablemente, hay que tomar algunas medidas como ésta”.

En este sentido, expuso que el objeto de esta resolución “de corte transitorio”, tenía que ver con “nivelar un poco los valores que se estaban disparando, y que afectaban o ponían en riesgo la canasta básica alimentaria, dentro de la cual la leche tiene un rol muy importante”.

En este marco, Linares destacó que “pensar en una redistribución tiene que ver con que hay un aporte del sector, por 180 días”, para agregar que “el ministro de Economía (Roberto Lavagna) decidió muy claramente que esta medida no tiene un corte fiscal, sino que busca de alguna manera equilibrar y moderar los precios”.

El dirigente manifestó que, “en este sentido, se considera necesario trabajar para devolverle al sector en programas que tienen que ver con la mejora de su desarrollo”.

Por otro lado, si bien reconoció que, a pesar de la medida tomada, el precio de la leche no bajó, Linari consideró que la tendencia alcista en los valores de este producto se hubiera mantenido, de no haber intervenido el gobierno.

En este sentido, el dirigente explicó que “cuando se dejó sin efecto el convenio entre la industria láctea y el gobierno nacional -a los 90 días de su vigencia- las empresas lácteas que abastecen el mercado interno, aunque no todas en la misma medida, modificaron a fin de julio algunos precios”.

Así, sostuvo que “nosotros sabíamos que el impacto se iba a dar en el mes de julio y, por arrastre, en agosto”.

Linari consideró que “lo que vamos a ver ahora, seguramente, es una estabilidad de los productos lácteos en general, y una baja en productos como los quesos, que tienen una fuerte estacionalidad y que, cuando uno analiza la serie histórica, claramente se ve el aumento de precios otoño-invierno y el descenso primaveral, cosa que vamos a ver este año también”.

Finalmente, el dirigente adelantó que dentro del mecanismo de trabajo del programa se prevé una discusión con los gobiernos provinciales, que poseen además mecanismos de consulta propios, y también con las mesas provinciales de lechería que trabajan con estas autoridades.

Linari explicó que “luego vamos a confluir en un foro nacional de lechería, que es nuestro ámbito máximo de discusión sectorial, para terminar de cerrar estos acuerdos porque, además, hay otros puntos que tienen que ver con el uso de los fondos para proyectos, que tienen un fuerte consenso en el sector de la producción láctea”.

Verónica Scornik

vscornik@infocampo.com.ar

Tags