Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Las miradas del mundo sobre la oleaginosa sudamericana

Los precios de la soja declinaron tras el avance de la cosecha norteamericana, pero existe un potencial de suba si se presentan inconvenientes en los cultivos de la Argentina y Brasil, anticiparon desde Aacrea.

05.10.2005
Infocampo
Infocampo

Al analizar las perspectivas del maíz y de la soja 2005/2006, Carlos Pouiller, técnico del Área de Economía de Aacrea, auguró que “la situación internacional del cereal se caracteriza por precios estancados, por efecto de los altos stocks de los EE.UU., el principal exportador mundial”.

Según las proyecciones del USDA, este país finalizará, no sólo el presente ciclo sino también el próximo, con stocks de maíz no inferiores a los 50 Mt, equivalente a tres cosechas argentinas.

×

“Los EE.UU. avanzan en la recolección de unos 270 Mt, la segunda mayor cosecha de la historia. Por lo tanto, no hay motivos como para que los precios suban, al menos en el corto plazo”, razonó.

Si a eso se le suma la amenaza de una propagación a gran escala de la gripe aviar, que podría reducir temporariamente la demanda del cereal, el mercado maicero, globalmente considerado, “tiene poco para ofrecer por ahora”, dijo el especialista de Aacrea, para agregar que en el plano local, la potencial demanda sobre el maíz argentino por parte de Brasil podría sostener los precios disponibles.

Distinto es el caso de la soja: “Más allá de que en el mundo se proyectan elevados stocks y que se ha superado exitosamente el período climático del cultivo en los EE.UU., que se encamina a recolectar unos 78 Mt, todavía queda mucha agua por correr bajo el puente”, advirtió Pouiller.

Si bien la cosecha récord del 2004 permitió recomponer stocks en ese país, la proyección del USDA para el período 2005/2006 los ubica en algo menos de 6 Mt, es decir, en una zona de sensibilidad media, lo que impide que los precios entren en franca caída.

Además, los EE.UU. cada vez pesan menos en la definición de las variables sojeras. “Actualmente, es la cosecha de Sudamérica la que determina la oferta mundial de esta oleaginosa.” La expectativa de producción de la Argentina y Brasil se ubica en los 100 Mt (40 y 60, respectivamente). “Si todo va bien y estas producciones se consolidan, los precios deberían tender a bajar”, aunque las necesidades chinas podrían cambiar el tablero.

El protagonismo de la última década

Hace sólo diez años, la producción sojera norteamericana equivalía a 50% del total mundial, contra 30% representado por la cosecha de América del Sur.

En la actualidad, sólo la Argentina y Brasil generan 46% de la producción mundial, que se eleva a 50% si se suman las producciones de Paraguay, Bolivia y Uruguay.

Actualmente la cosecha de los EE.UU. sólo cubre 36% de la oferta y va en retroceso.

“Entonces, ya no existe uno sino dos mercados climáticos para la soja”, explicó el experto de Aacrea.

“El segundo mercado coincide con la floración del cultivo en estas latitudes, es decir, se centra en febrero. Allí es donde se define la mitad de la producción mundial.”

Pero, como para febrero aún falta mucho tiempo, “la incertidumbre es elevada”, concluyó el técnico de la prestigiosa entidad.

Tags