Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Maíz: por la Niña, recomiendan sembrar temprano

El especialista Eduardo Sierra dialogó con Infocampo y analizó el panorama climático de cara a la campaña 2016/17. Consejos y estimaciones. 

05.10.2016
Infocampo
Infocampo

En el marco del Primer Congreso de Perspectivas Agrícolas de la Bolsa de Cereales, el ingeniero Eduardo Sierra, especialista en agroclimatología, le dijo a Infocampo que este año el productor se inclinará a una siembra o muy temprana o muy tardía, a causa del efecto de la Niña, que llegará con escasa humedad en gran parte de la región agrícola nacional.

“Observamos que se está armando un foco de sequía importante con su epicentro sobre Villegas, en el noroeste de provincia de Buenos Aires, que irradiará su acción negativa sobre el sudoeste de Santa Fe, sur de Córdoba, sudoeste de San Luis, norte de La Pampa y noroeste de Buenos Aires, con lluvias por debajo de lo normal y mucho calor. Ahí puede haber limitaciones productivas, sobre todo en maíz”, explicó Sierra. “Queremos avisarle al productor que trate de que su cultivo no florezca entre la navidad y la primera semana de febrero. Hay un cultivo temprano que mucha gente ya lo está haciendo, o más tardíos, que florecen a la segunda semana de febrero, para escapar a esto”, aconsejó.

En ese sentido, el experto aseguró que “este año va a haber mayor siembra de maíz temprano, tradicional. Muchos productores sembraron en septiembre y otros lo harán los primeros días de octubre, como para tener el cultivo listo a fines de diciembre”.

En cuanto a las estimaciones, adelantó que la gruesa “se ve beneficiada con todos los cambios en la política del Gobierno, que es muy favorable, y va a tener una superficie cultivada un poquito mayor que la del año pasado por esta misma causa. Estamos esperando que se llegue a casi 32 millones de hectáreas cultivadas, y que la producción total sea del orden de 111 millones de toneladas”.

“Mucha gente ha comentado que parece una estimación muy prudente, casi bajista respecto de la superficie cultivada, pero es que en este momento no podemos contar totalmente con el clima porque tenemos un escenario muy complicado. Por un lado, en el Océano Pacífico tenemos la señal de la Niña, que suele estar asociada con un debilitamiento de la circulación del Atlántico sur hacia el área agrícola nacional, es decir, entra menos humedad y hace un poco más de calor. Por otro lado, también se intensifica mucho la circulación proveniente del Amazonas brasileño sobre el noroeste argentino. Entonces, vamos a tener un panorama en toda la región oriental que incluye a Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay con menos de lluvia que lo normal, no mucho, porque como hay un efecto compensador positivo del Atlántico no va a ser un año seco, pero tampoco será perfecto”, detalló.

Finalmente, Sierra aseguró que “es imprudente dar estimaciones demasiado triunfalistas, porque podrían hacer bajar el mercado. Algunos especialistas dicen que los mercados están flojitos, por lo cual una producción muy grande hasta podría ser contraproducente, y en todo caso sería tonto anunciarla si después no se cumple. El año pasado se anunciaron récords que no se cumplieron. Un récord se alcanza en un año neutral, como fue en 2014/15, que no estuvo en la mayor superficie por los problemas en las políticas del Gobierno. En 2016 podría haber pasado pero las inundaciones jugaron una mala pasada”.  




Tags