Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

“Nos han robado la tranquilidad de vivir en el campo

En la segunda parte de la investigación realizada por Infocampo y la revista El Federal sobre la inseguridad, destacamos los casos que se dieron en las últimas semanas en los alrededores de la ruta 41, en la provincia de Buenos Aires.

05.07.2005
Infocampo
Infocampo

La ola de delitos asedia los aledaños de la ruta 41. Suipacha, General Las Heras, Navarro, San Andrés de Giles y Mercedes ya no son un lugar tranquilo para vivir. Allí, la inseguridad es carne viva y los rostros del temor se multiplican.

Como la zona, los asaltos también tienen sus particularidades. Hasta el momento nadie pudo desentrañar cómo llegan las bandas a los campos, ya que nadie pudo ver vehículos antes del delito.

×

Otra característica, es que los delincuentes se comunican permanentemente por celular con alguien que está afuera y que supera la categoría del vulgar “campana”, para colocarse en la de jefe.

“Por ahí se sentía que llamaban de afuera por teléfonos celulares”, señaló un productor que fue víctima de asaltado, y agregó que “mínimo tenían dos aparatos porque los sonidos eran distintos”.

Finalmente, sostuvo que “algún control habría porque los llamaban y salían afuera de la casa para hablar, pero no lo hacían delante nuestro”.

Las entidades de productores también comienzan a preguntarse si es posible la persistencia de estos delitos, sin complicidades.

En este sentido, un productor entrevistado, expuso que “sabemos que no son improvisados ni mucho menos, son verdaderas bandas”.

El ruralista sostuvo que “muchas veces actúan con la complicidad de varias personas, no sólo la policía, así que no sería nada raro que tengan apoyo logístico de todo tipo para actuar, sobre todo que no son primerizos en el delito”.

Más allá de las lógicas dudas de los productores, una de las obsesiones de la Policía es desentrañar la matriz delictiva de las bandas. Se niegan a dar detalles ya que consideran que eso “podría destruir toda la investigación”, pero una de las pistas más firmes que tienen es que al menos una de las bandas tiene origen -o al menos asiento- en el Gran Buenos Aires, en una localidad cercana a Luján. Otra hipótesis señala la posibilidad de que en verdad sean organizaciones que escapando de otros operativos.

“Había otra zona conflictiva de este tipo de hechos y, al ejercerse una presión sobre esa zona no descartamos que esta misma gente se haya desplazado”, señaló un comisario de la zona.

La imposibilidad de vivir en las zonas rurales

La nueva ola de delincuencia en la ruta 41, tampoco reconoce edades ni realidades de vida.

Hace más de diez años que el matrimonio Herter dejó su casa en el conurbano bonaerense para radicarse en el caserío Espora, en San Andrés de Giles. Aquél sueño de tranquilidad que disfrutaron durante una década se resquebrajo el lunes 6 de junio cuando Adolfo, su esposa María Elena y su hija Margarita, regresaban de Vicente López en donde habían cobrado 20.000 dólares por una operación inmobiliaria.

Los ladrones se llevaron lo que pudieron cargar en la camioneta de esta familia alemana y los ataron con precintos de plástico. Adolfo Herter tuvo que caminar 200 metros en plena noche, hasta la casa de un vecino, en busca de ayuda.

Los Herter, Dihel, Echave y Paresi, son sólo algunos de los rostros del temor. Personas de campo que debieron cambiar sus costumbres de vida

“Por ejemplo el tema de camiones, no lo vamos a tener más y las horas de trabajo no van a ser tantas tampoco”, aseguró un productor, cada vez más desesperanzado del accionar de la justicia.

El ruralista sostuvo que “el avance de la delincuencia en el país ha sido notoria a través de los años, y la protección tendremos que guardarla más que nada cada uno de nosotros, intentándolo por nuestros medios. El Estado creo que en ese aspecto no brinda una protección importante”.

Estos son los hombres de campo que luchan por seguir trabajando la tierra.

Un productor asentado en la zona hace varios años, destacó que “lo más grande que nos han robado acá a nosotros es la tranquilidad que teníamos para vivir en el campo”

Informe policial

Infocampo se comunicó esta mañana con Daniel Cosimano, Comisario Inspector de la Policia Bonaerense Regional de Mercedes, quien señaló que “en estos momentos se están realizando más de 10 allanamientos que tienen que ver con los hechos cometidos en zona rural”.

Cosimano destacó que “se encuentra presente la Dirección de Investigaciones de Policía en función judicial, a cargo del comisionado Daniel de la Portilla”, y agregó que “también participan del operativo dos fiscales y 22 grupos operativos de policías de seguridad y policías de investigaciones de la Dirección General de Investigaciones con asiento en Mercedes, y de la jefatura departamental Mercedes, que trabajan en conjunto en este hecho”.

El Comisario Inspector explicó que “en este momento estamos trabajando y tenemos buenas expectativas con respecto a los resultados de esta labor, de acuerdo a las tareas de inteligencia criminal que se han realizado”.

Asimismo, señaló que “esta es una etapa de la investigación que seguramente en el transcurso de la semana devengará en otros procedimientos de similares características”.

Finalmente, Cosimano manifestó que ” tenemos operativos montados de forma diaria, con más de 300 efectivos, en horarios pico, en todas las rutas del ámbito de la jefatura departamental, dispuestos por esta coordinación de policías comunales, y con apoyo de la dirección de investigaciones, que es fundamental para este tipo de trabajo”.

Tags