Publicidad Cerrar X

Preocupa en Santo Tomé el aumento de los casos de abigeato

Esta vez le tocó al campo del dirigente José Luis Arbelaiz. Productores de la localidad denuncian que la “zona está liberada”.

Avatar
Por Facundo
Mesquida

Periodista

El damnificado fue el padre del titular de la entidad de esa ciudad a quien le mataron dos animales. El hecho causó otra vez la indignación generalizada de los ganaderos, quienes se quejan por la impunidad de los ataques, informó El Litoral.

Los cuatreros volvieron a actuar en la costa del río Uruguay, esta vez en Santo Tomé, donde eligieron afectar directamente al padre del titular de la Sociedad Rural de esa ciudad, José Arbelaiz.

Ocurrió en un campo que está ubicado a la vera de la Ruta 121, entre la Ruta Nacional Nº 14 y calle Perkins Hidalgo, precisaron fuentes del caso.

El portal de noticias Urgente Santo Tomé, entrevistó al titular de la Sociedad Rural, que lleva el mismo nombre que su padre, quien otra vez vinculó los hechos con “la protección policial”, al argumentar que actuaron con “gran impunidad”.

El medio de prensa advierte que “el ataque de los cuatreros fue despiadado porque mataron un ternero a la vista de uno de los peones del citado campo”.

A raíz de este hecho José Luis Arbelaiz (hijo), en diálogo con el mencionado portal afirmó que “estamos desamparados, desprotegidos”, y luego fue contundente al remarcar que, “el sistema está podrido”.

En este sentido le consultaron sobre las reuniones realizadas con diversas autoridades por el tema de abigeato y de la posible existencia de protección ante los hechos. Respondió que “institucionalmente hicimos y seguiremos haciendo todos los esfuerzos y gestiones que sean necesarias. Hay una mafia organizada. Y se necesita que todo el aparato estatal funcione. Legislativo. Judicial Ejecutivo”.

La situación otra vez despertó la indignación generalizada de los ganaderos, quienes desde hace tiempo vienen pidiendo una efectiva respuesta de la Policía.

El hecho de que hayan atacado al propio papá del titular de la Sociedad Rural, fue tomado por algunos como un “mensaje” de las bandas organizadas, ya que el propio Arbelaiz había organizado reuniones en la lucha contra el abigeato.