Publicidad Cerrar X

Pronostican que se sentirá el descenso del consumo

La devaluación, la pérdida de poder de compra de los salarios y la suba de tasas configuran un escenario recesivo en el que las familias cuidan más sus ingresos. Las cadenas apuestan a la fiebre por la Copa del Mundo para revertirlo.

La fuerza alza de las tasas, la devaluación y la caída del salario real por efecto de la inflación conjugan un combo peligroso para lo que ha sido el corazón del modelo económico del kirchnerismo durante “la década ganada”: el consumo. Según estimaciones privadas, podría bajar hasta un 3% durante 2014.

“El consumo comienza a sentir el rigor de la restricción externa y fiscal en la que está operando la economía. Un nuevo escalón inflacionario, suba brusca de las tasas de interés, incertidumbre y un mercado laboral cada vez menos dinámico están matando a la gallina de los huevos de oro”, destacó la consultora Analytica en un informe reproducido por El Cronista.

Por decisión del Gobierno, el consumo se había constituido en los últimos años en una variable clave para el crecimiento de la actividad económica. Con tasas bajas, paritarias anuales y facilidad para acceder a financiamiento muchos consumidores preferían en mayor proporción gastar sus excedentes  y no ahorrarlos.

La mayoría de los economistas coincidió en que este año se revertirá el escenario. Para Bein, Empiria Consultores y Econviews, el consumo caerá 3 por ciento. Abeceb.com y Econométrica pronosticaron que el deterioro será en torno al 1 por ciento.

“Vemos al consumo cayendo porque estamos en un año recesivo pero no de crisis. En el segundo trimestre, la economía tocará un piso pero ya en el segundo semestre, con los dólares de la cosecha, el nivel de actividad se comenzará a recuperar aunque nada de tasas chinas”, reflexionó Ramiro Castiñeira de Econométrica.

Algunos números ya marcan el pulso del mercado: en febrero, las ventas de los comercios minoristas cayeron 6,5 por ciento. Más ostensible fue el traspié en el sector de autos y motos, de 27% en el segundo mes del año. Y los electrodomésticos reflejaron una contracción de 40 por ciento. El mercado inmobiliario continúa estancado, en niveles que provocaron un descenso de los precios después de varios años.

“El panorama es muy incierto porque el consumo está bastante ralentizado y hay sectores donde cayeron hasta 50% sus ventas en enero y febrero”, reveló José Milino, directivo de la Federación Argentina de Artículos para el Hogar.

Apostando a la fiebre mundialista, algunas cadenas lanzaron promociones y reabrieron el financiamiento en hasta 12 cuotas sin interés para la compra de televisores. Hace cuatro años, cuando la pelota giraba en Sudáfrica, la mayoría de los comercios tenía planes de hasta 50 pagos sin interés.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: