Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Robótica y Automatismo: Ejes del 15º Curso Internacional de Agricultura de Precisión

El evento que reúne especialistas nacionales e internacionales tendrá lugar en la Estación Experimental INTA Manfredi, los días 28 y 29 de septiembre próximos.  

16.09.2016
Infocampo
Infocampo

En el marco del 15º Curso Internacional de Agricultura y Ganadería de Precisión que organiza el INTA, especialistas del organismo y otros referentes del sector presentarán las tecnologías disponibles en el agro argentino en materia de robótica. El evento tendrá lugar en la Estación Experimental INTA Manfredi, los días 28 y 29 de septiembre próximos.

En esta ocasión la tendencia mundial hacia la robotización de la producción agropecuaria será uno de los ejes principales del Curso. Algo que además ya se refleja en el país con la aparición de importantes innovaciones en equipos que trabajan de manera autónoma.

En algunos sectores productivos ya es conocida la importante participación de los robots en los procesos de fabricación, principalmente en la manufactura de productos de alimentación y automotriz, entre otros. Sin embargo, la producción agropecuaria está experimentando desde hace algunos años un leve pero constante crecimiento de las innovaciones en automatismo y robotización de procesos.

Los desarrollos presentados en materia de equipamientos y maquinaria robotizados le dan un tono de realidad a esto que parecía algo difícil de alcanzar. Ya se puede decir que la mecatrónica aplicada a la producción agropecuaria -pensada como la disciplina que une mecánica, electrónica, control e informática-, ya es una realidad en el campo argentino.

El Ing. Agr. Juan Pablo Vélez, técnico del INTA Manfredi especialista en Agricultura de Precisión, explica: “Aunque parezca imperceptible, la robótica es cada vez más protagonista de la producción agropecuaria y contribuye de gran manera en el ciclo productivo, las innovaciones electrónicas e inteligentes van reemplazando a los componentes mecánicos y en algunos casos marcan diferencias contundentes principalmente en precisión y capacidad de trabajo, además de los beneficios puramente agronómicos”.

La inminente necesidad de aumentar la producción -eficiencia y precisión-, sin afectar los costos y minimizando el impacto ambiental, es el motivo fundamental de la transición de la mecanización tradicional hacia la automatización de la agricultura. Y en ese escenario la robótica aplicada a la producción agropecuaria va en constante crecimiento, ya que desarrolla labores de manera autónoma con elevados índices productivos y con la capacidad de tomar decisiones sin depender del operario. “La robótica no desplaza mano de obra en el sector -aclara el especialista-, ya que si bien trabaja de manera autónoma no podría hacerlo sin el factor humano que programa el software y controla el accionar de cada herramienta, es decir que también demanda una constante capacitación y actualización del personal que estará a cargo de la maquinaria”.

El génesis de la robótica

La agricultura de precisión dio los primeros pasos en el camino hacia el automatismo con tecnologías como la dosificación variable, el piloto automático, los cortes por sección en sembradoras y pulverizadoras que evitan la sobre aplicación, el detector de malezas para aplicación de herbicidas en forma localizada y la regulación integral de una cosechadora a través de un dispositivo con pantalla táctil que permite configurar completamente la máquina.

“Hasta ahora los equipamientos podían recoger datos para ser analizados posteriormente en gabinete por especialistas y trabajar en base a prescripciones previamente elaboradas”, sostuvo Vélez, pero anticipó que con la implementación de la robótica en el agro “la máquina podrá, en tiempo real, transformar esos datos en información agronómica que le permita modificar su comportamiento en fracciones de segundo a escala de cada metro cuadrado”.

Según el técnico, son sistemas que independizan cada vez más a la maquinaria de la intervención humana y se autoregulan en tiempo real de acuerdo a las necesidades, y reflexiona: “Antes de la aparición de estas tecnologías, para regular una sembradora, una cosechadora o una pulverizadora, era necesario detenerse, bajarse de la máquina y efectuar modificaciones mediante palancas o volantes que permitían corregir la operación que se presumía incorrecta, mientras que en la actualidad la maquinaria analiza en tiempo real la situación de trabajo y sugiere al operario las modificaciones pertinentes, y en caso de aceptar, automáticamente realiza los cambios que crea convenientes para mejorar su rendimiento”.

Entre las tecnologías automatizadas que trabajan en el país las más revolucionarias por el nivel de adopción fueron el monitor de rendimiento, las herramientas de dosificación variable, el monitor de siembra y el piloto automático. Sin embargo en los últimos años creció la adopción de tecnologías más innovadoras como el control selectivo de malezas, sensores de nitrógeno en tiempo real, plataformas drones,  equipos de telemetría y motores eléctricos para sembradoras.

Desde el año 1998 el INTA, a través del Módulo Agricultura de Precisión y Máquinas Precisas, realiza un relevamiento del mercado de herramientas de Agricultura de Precisión en Argentina que refleja un constante crecimiento en cantidad de equipos comercializados y una tendencia hacia tecnologías de automatismo.

Las empresas que apuestan al Curso de Agricultura de Precisión del INTA

Fábricas argentinas y multinacionales de maquinaria agrícola estarán presentes en el INTA Manfredi, donde se mostrarán los últimos lanzamientos tecnológicos de cada una de las empresas, y los desarrollos propios del Instituto.

Dentro de un conjunto de más de 70 expositores, ya hay un amplio lote de fábricas nacionales y multinacionales que estará presente con sus últimas novedades tecnológicas.

En el rubro específico de equipamiento para Agricultura de Precisión, participarán Abelardo Cuffia, D&E, SIID, Verion, Plantium y Runco. También tomarán parte Estudio G&D, Foto Aérea, GeoAgris y Geosistemas.

De los fabricantes de sembradoras (y otros equipos) ya se anotaron Erca, Ascanelli, Apache, Pla, Crucianelli, Súper Walter y Agrometal. Además, mostrarán sus innovaciones Akron, Comofra, Jacto, Mainero, Metalfor, Montecor, Fertec, Ingersoll, Yomel, Siembra Neumática, Acoplados Conese, Delver y Vassalli.

De las entidades, asistirán la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) y la Asociación de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas y Agrocomponentes de Córdoba (AFAMAC).

De las compañías de matriz extranjera –aunque con presencia industrial en Argentina- Claas irá con sus principales innovaciones. El Grupo CNH dirá presente con sus marcas New Holland y Case IH. Además, serán expositores De Laval, Bridgestone, Firestone y John Deere.

Un espacio para hablar de las tendencias del campo argentino

Como todos los años, el evento del INTA Manfredi es el escenario ideal para que las empresas presenten sus novedosas en materia de maquinaria y agrocomponentes inteligentes y automatizados, y esta próxima edición del Curso Internacional de Agricultura y Ganadería de Precisión no será la excepción, con más de 60 empresas que mostrarán su renovada cartera de productos.

Existen tecnologías que cambiarán el paradigma de la agricultura de precisión y el automatismo, la sembradora eléctrica, el detector de malezas y las tecnologías de telemetría, serán algunas de las innovaciones más destacadas que las empresas presentarán en el evento del INTA. Otra de las grandes novedades que tendrá un espacio en el Curso Internacional de Agricultura y Ganadería de Precisión será la maquinaria autónoma, que sin la intervención del operario puede realizar sus labores y cambiar su configuración de trabajo según la situación particular en la que se desempeña.

En materia de ganadería, además de los avances en los collares detectores de actividad y rumia, se presentará el primer tambo robotizado de uso particular que instalará la empresa DeLaval. El desarrollo que lograron el INTA Rafaela en convenio con la empresa DeLaval ya superó la etapa experimental y fue adquirida la primera unidad por un productor lechero de la zona de Morteros, provincia de Córdoba. Miguel Taverna, referente en lechería del INTA Rafaela, junto a representantes de la empresa DeLaval contarán en detalle las características del tambo robotizado en el que las vacas.






Tags