Publicidad Cerrar X

Sequía: cuáles son los datos y previsiones que maneja el Gobierno

La falta de agua actual ya es comparable con la del 2008, mientras que La Niña aun no terminó. De recuperarse las lluvias normales, igualmente, las reservas seguirían siendo escasas por 30 días más.

Lote de soja afectado por la sequia en Entre Rios

Desde el Gobierno no tienen excusas sobre el conocimiento de la situación actual de la sequía, dada por el tercer evento La Niña consecutivo.

En el medio de la campaña, ya cuentan con datos concretos sobre lo que está pasando en diferentes zonas productivas.

MIRÁ Falta menos: los modelos climáticos indican que el final de La Niña ahora sí está cerca

En primera fila, escuchando las “Perspectivas Agrometeorológicas 2022/23” de boca de la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías, también de integrantes de la Dirección de Estimaciones Agrícolas y el INTA, estaban el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, el jefe de Gabinete de la Secretaría, Juan Manuel Fernández Arocena; la presidenta del SENASA, Diana Guillén; el secretario de Coordinación Federal Agropecuaria del Ministerio Economía, Jorge Solmi.

La cita fue el miércoles pasado, en una conferencia de prensa organizada en la Secretaría.

EVOLUCIÓN DE LA SEQUÍA

Según los datos de la Mesa Nacional de Sequía, la falta de lluvias se viene agravando desde julio, donde se concentraba sobre el sur de Córdoba y norte de San Luis. Desde ese momento, se fue extendiendo y afectando a una gran región de 140 millones de hectáreas en la toda la zona agrícola.

Actualmente, de acuerdo a la información que recibieron los funcionarios, la gravedad y el estado de sequía “severa”, por estos días, lo padece una subzona en el norte-nordeste de la provincia de Buenos Aires que implica 7.000.000 de hectáreas.

Entre otras informaciones que dimensionan el problema, el déficit de lluvias del ciclo 2020/22 es mayor al registrado entre 2007/09, considerando que en el medio sucedió la gravísima sequía del 2008 cuyas consecuencias y perjuicios productivos no fueron superados hasta el momento por otra campaña. La actual se perfila para superarlo todo.

De acuerdo a los analistas de la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías, justamente para el 2008, las condiciones de inicio de campaña gruesa, de acuerdo al almacenaje de agua, eran mejores que las actuales. Un dato no menor. Entonces, y es decir, los valores de almacenaje de agua reportados por todas las estaciones meteorológicas de la zona núcleo, son los más bajos desde el momento que se tiene registro.

Por su parte, es preocupante que, sin haber concluido La Niña, el desvío de las precipitaciones por sobre el promedio, hasta el momento, es mayor con referencia a otras Niñas dobles o triples. Por su parte, el agravamiento de la sequía hasta el momento no es tan agudo sobre las zonas en las que la sequía ya era grave.

PERSPECTIVAS

La Oficina de Riesgo Agropecuario presentó a las funcionarios posibles escenarios futuros, de acuerdo a las consideraciones actuales, los cuales también dimensionan la gravedad de la situación.

Desde la Oficina tomaron para el cultivo de maíz, de Venado Tuerto y una probabilidad de lluvias normales para los próximos 30 días, que serían de 90 milímetros. Bajo esta condición, igualmente, el 100% de los lotes venadenses estarían con reservas regulares a escasez (60% y 40% de distribución). Estas proporciones solo cambiarían con precipitaciones superiores a los 130 milímetros.

Por su parte, en Marcos Juárez (Córdoba), que está en una mejor condición actual, lluvias de unos 100 milímetros, para los próximos 30 días, dejarían un saldo de un 80% de la superficie agrícola con condiciones “escasas a regulares”.

MIRÁ Servicio Meteorológico Nacional: “Vuelve el frío en plena primavera”

En el caso del área para los alrededores de Rosario y soja de primera, 100 milímetros dejarían 18% de la zona con reservas escasas; 41% regular y 38% adecuada.

En Paraná (Entre Ríos), lluvias 110 milímetros, recuperarían hasta “adecuadas” el 80% de la zona y el 86% de Tandil (Buenos Aires) quedaría bajo la misma condición.

En conclusión, anticiparon de la Oficina, los escenarios a 30 días son desalentadores para el arranque de la gruesa en zona núcleo y regulares en el resto del área de cultivos extensivos, mientras que pensando en la ganadería, los escenarios a 60 días para pastura indican que, aún con lluvias normales, la probabilidad de déficit hídrico es muy alta.