Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Siembra directa y sequía santiagueña

La lucha contra la escasez hídrica, en zonas áridas lleva al productor agropecuario a plantearse otras alternativas para incrementar los rindes de las cosechas en trigo, maíz, soja y también en ganadería.

13.11.2004
Infocampo
Infocampo

Siembra directa, diversificación de cultivos y de fechas de siembra son tres factores fundamentales para luchar contra las sequía.

La experiencia dio sus frutos en Santiago del Estero, donde desde hace más de medio año que no llueve.

×

Mientras que en muchas tierras del NOA el fuerte calor y la falta de agua hace estragos, la siembra directa es el recurso más adecuado, aunque en estos casos es acompañada por una planteo tecnológico que ayuda a mantener la humedad y posibilita que puedan cosecharse trigo, lograr una excelente siembra de soja, girasol y observar el nacimiento de las primeras plantas de maíz. La prueba más contundente la ofrece el establecimiento agrícolo-ganadero “Selva Negra”, de Rutenia S.A, que tiene varias empresas agropecuarias que conforman en total más de 12.600 hectáreas cultivadas.

El titular de la empresa, Daniel Masoni, explicó que la siembra directa es la mejor manera de combatir la sequía, “nosotros con un buen apoyo técnico hemos diversificado los cultivos y a la vez sembrado con diferentes ciclos. Por ejemplo, en el caso del trigo, tenemos sembrados con ciclos largos y cortos, variamos desde fines de abril y fines de mayo, con eso logramos un estado vegetativo diferente, donde la sequía solamente tocó a los cultivos de ciclos cortos que sufrirán en sus rindes por la sequía, pero esto nos posibilitó tener un 80% de la expectativa de cosecha de trigo en los ciclos largos, donde estamos levantando unos 1.900 kg/ha, algo que es bastante muy aceptable”.

Con respecto al maíz, Masoni, explicó: “tenemos el 834 Bt que lo aprovechamos desde el punto de vista de la oportunidad de siembra de acuerdo con la lluvia. Así, en uno de los lotes sembramos con 14 milímetros y hoy las plantas se encuentran emergiendo con fuerza”.

La empresa tiene también un lugar para la ganadería: 1.200 cabezas de Brangus, de las cuales 500 están en período de parición.

Como la sequía afectó el pasto, los ingenieros están paliando la carencia alimentaria con granos pero a su vez ya tienen sembrado nuevamente pasto para compensar ese vacío.

RICARDO SOSA |Especial para infocampo

Tags