Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Tecnología para conocerte mejor

Los costos, la presión para obtener mayores rindes y los avances tecnológicos van de la mano. La tecnología de precisión permite conocer el lote. Dicen que en un día se aprende a manejarlo.

16.07.2005
Infocampo
Infocampo

El grupo de ingenieros del Proyecto de Agricultura de Precisión del INTA Manfredi, que lidera Mario Bragachini, realizó dos jornadas de capacitación sobre tecnología de monitores de rendimiento y software a la que asistieron unas 120 personas de todo el país.

“A diferencia de otros cursos de agricultura de precisión que hemos tenido, que eran solamente informativos de lo que se estaba haciendo en el país, éste fue específicamente para capacitar operarios de monitor de rendimiento de las cosechadoras y para las personas que manejen los programas”, especificó Andrés Méndez, del Proyecto Agricultura de Precisión del INTA Manfredi.

×

Otra de las particularidades que tuvo este curso es que es el primero en el que se han juntado todas las empresas. “Gente que conoce de monitor de rendimiento de John Deere, de Agco Allis o Massey Ferguson, otros de Ag Leader y los de CASE, que tienen otro tipo de monitor, participaron de la capacitación, y esto favoreció que todos los operarios obtengan respuestas del tipo de monitor que utilizan”, apuntó Méndez.

Un monitor, con el programa y todo instalado, ronda los u$s 7.000 u 8.000. En Córdoba se usa el 60% del total de monitores que se utilizan en la Argentina (unos 1.500 en cosechadoras). Esto tiene que ver con la difusión y porque la gente pide que a sus campos entren operarios con monitor de rendimiento. No obstante, se ha extendido bastante a la provincia de Buenos Aires, con lo que es un gran mercado.

Capacitación. Actualmente hay alrededor de 1.500 monitores puestos en cosechadoras, de los cuales puede llegar a haber 500 personas bien capacitadas. El resto es gente que obtiene mapas, pero que no tiene en cuenta algunos factores.

Consultado por el nivel de capacitación con el que se encontraban al ponerse en contacto con productores y operarios, Méndez indica que “el objetivo de estas charlas es capacitar a esa gente que es indispensable, porque con un mejor funcionamiento habrá menos pérdidas en la cosecha y tomará recaudos que de otra manera no los tendría”. Y agrega: “A un operario que maneja esta tecnología se le pueden pedir otras actividades, dado que abre la mente y comprende muchas cosas que antes no entendía”.

Con los datos se pueden obtener ganancias grandes a partir de la elección de variedades de soja o híbridos de maíz a partir de una comparación correcta, o decidir la densidad de siembra o fertilización.

Dicen los que saben, que “un operario puede aprender a usar el monitor en un día”, porque “no es algo difícil”. Dicen también, que los que probaron esta tecnología no tienen vuelta atrás. Hay que animarse.

Juan Ignacio Martínez Dodda |

Tags