Publicidad Cerrar X

Tras los reclamos, el Gobierno garantizó que en agosto otorgará $100 millones a frutícolas

Así lo aseguró el coordinador del Fondagro, Ernesto Ambrosetti. "Estamos tratando de hacer un puente hacia la mejora de la competitividad", dijo.

Avatar
Por Marina
Friedlander

Periodista

Después de los reclamos por el atraso en el pago de los fondos prometidos, el coordinador del Fondo Nacional de Agroindustria (Fondagro), Ernesto Ambrosetti, garantizó que en agosto el Gobierno Nacional le otorgará al sector frutícola los primeros $100 millones de un total de $540 millones que le prometió a la cadena del Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

Se trata de un crédito que el Ministerio de Agroindustria decidió dividir en el Plan Sanitario y en financiación para productores de peras y manzanas que no son sujetos de créditos bancarios a través del Fondagro. “Sabemos que hay productores trabajando y que existe mucha escasez de capital de trabajo, lo constatamos con los viajes a la zona que hemos realizado; además estamos trabajando de manera integral con otros ministerios para ayudar en toda la crítica situación que se está atravesando”, expresó Ambrosetti en declaraciones radiales.

“El convenio que estamos realizando con Funbapa, donde está participando la Federación de Productores de todas las cámaras frutícolas de Río Negro y Neuquén, tiene asignado para la poda exclusivamente los primeros $100 millones, que se estarán girando en los primeros días de agosto, para ir cubriendo las distintas etapas del Programa Nacional”, señaló.

En ese sentido, el dirigente indicó que los productores se deben inscribir en la Funbapa y “a partir de ahí se le otorgará en dos pagos el costo de la labor de la poda; primero en un 50% y al chequearse que esa tarea esté realizada, a través de los organismos de control intervinientes como el Senasa, se realizará el segundo pago”.

De esta manera, el monto total “alcanza los $300 millones a través del Fondagro, más $190 millones del Plan Sanitario para la compra de insumos estratégicos que logren una mejor calidad en la campaña que viene”, explicó.

“Los montos también incluyen programas de reconversión corta y programas de mayas para algunos productores que necesiten mejorar la situación estructural existente en toda la producción de fruta de la zona”, dijo Ambrosetti, al tiempo que indicó que “sabemos que salir de esta situación no es fácil, por eso estamos ayudando con estos capitales de trabajo porque vemos que los factores indicadores, van a ir evolucionando en el mediano y largo plazo, y no en lo inmediato”.

Por último, aseguró que desde el Gobierno “estamos tratando de hacer un puente hacia la mejora de la competitividad, de la productividad y de la calidad de los alimentos que se producen, financiando el capital de trabajo con una mejora productiva de fondo, para poder darle un potencial más importante”.

“Soy optimista pero también soy consciente de que las variables macroeconómicas llevan su tiempo de adecuación, en lo inmediato se refleja en una crisis que hay que superar”, cerró.