Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Tucumán va por nuevos mercados

Citricultura: la provincia deberá implementar políticas y acciones para expandirse en el mundo El industrial Daniel Lucci -de Citrusvil S.A.- plantea los desafíos para la próxima campaña. La disputa con España y el grave problema energético podrían complicar la futura cosecha limonera

17.09.2004
Infocampo
Infocampo

Cuando la mayoría de los empaques de Tucumán ya están, prácticamente, realizando tareas de mantenimiento por la finalización de sus actividades exportadoras de fruta fresca y la zafra industrial del 2004, todavía quedan empresas que continúan enviando limones a diferentes mercados del mundo.

Por eso, el momento es oportuno para realizar un balance sobre la campaña limonera 2004 y, principalmente, sobre las perspectivas y desafíos que los productores, industriales, empacadores y comercializadores, en general, deberán fijar como pautas de trabajo para el 2005.

×

“Con unas 275.000 toneladas de fruta fresca exportada y una molienda de, tal vez, 700.000 toneladas de limones, nos acercamos al final de un año lleno de sinsabores y presagiando una próxima campaña aún más dura, de no mediar algunos cambios representativos”, reflexionó para Infocampo el arquitecto Daniel Lucci, director de Citrusvil S.A., una de las más importantes empresas citrícolas de Tucumán.

“Indudablemente, como trascendió a través de distintos medios de comunicación, la actividad de este año se desenvolvió en un contexto de mucha incertidumbre”, dijo.

“Por una parte, por las peticiones de España a la comisión fitosanitaria de Bruselas, de cerrar las fronteras de la Unión Europea a la citricultura brasileña y argentina”, recordó.

“Además, también nos afectó la crisis energética gasífera, que complicó el trabajo de la industria citrícola”, comentó.

Pero Lucci reconoció que el trabajo de la citricultura tucumana tuvo sus resultados positivos durante la visita de una comisión técnica que envió la UE a monitorear la actividad citrícola en todo el país.

Dando pelea

En este punto -y respecto de las controversias que existen con la UE y con España respecto de los controles sobre los citrus argentinos-, Lucci destacó la estrecha articulación que existe entre los sectores privado y público.

Sin embargo, opinó que “la pelea debería ser dada en Bruselas y liderada por la cancillería argentina, a efectos de dividir a la Unión Europea en países productores de aquellos no productores”.

“De esta manera, lograríamos que se flexibilicen los protocolos fitosanitarios respectivos, potenciando la capacidad exportadora de Tucumán, minimizando los riesgos comerciales y racionalizando una mejor distribución de la fruta en el Viejo Continente.” “Por eso -sostuvo-, los precios, tanto de la fruta fresca como de la industrializada, podrían ser tonificados fuertemente por nosotros mismos, toda vez que fuésemos capaces de racionalizar y programar la oferta y los envíos de nuestros productos a mercados prácticamente cautivos de la limonicultura tucumana.”

“Es lamentable que estemos perdiendo esta oportunidad que tal vez pueda no perdurar”, advirtió el empresario.

El desafío

Entonces, sólo con la inteligencia común de los principales exportadores y de los referentes representativos de la actividad podremos, eventualmente, crear un orden distinto que vuelva a promover el crecimiento sostenido de la actividad y la conquista de nuevos mercados potenciales y vírgenes, todavía, como China y Japón”, insistió.

“El potencial productivo y exportador de Tucumán -concluyó Lucci su reflexión-, merece este esfuerzo estratégico en pos de su sustentabilidad en el tiempo.”

Por Daniel Vaca

Corresponsal de Infocampo en Tucumán

Tags