Publicidad Cerrar X

Una firma estadounidense ya produce carne de pollo cultivada en un laboratorio

Se trata de Just, una empresa que ya está cerca de comercializar nuggets sin matar animales. El alimento se elabora a partir de células extraídas de las plumas del ave.

Avatar
Por Marina
Friedlander

Periodista

Una startup estadounidense se convirtió en la primera en producir carne de pollo sin matar animales.

Se trata de Just, una empresa que ya está cerca de comercializar nuggets de carne cultivada en un biorreactor, mediante células extraídas del plumaje del ave.

La técnica se conoce como clean meat (carne limpia), una tendencia que crece alrededor del mundo, y que consigue cada vez más inversores. En el caso de Just, la inversión llegó a más de 270 millones de euros y superó así a otras compañías que también apuestan al rubro de nuevos alimentos.

Josh Tetrick, director ejecutivo de la firma, adelantó que antes de fin de año el producto estará disponible en tiendas y restaurantes para el público general.

Así es un nugget de laboratorio

Cómo lo hacen

Just explicó que para elaborar la carne se obtienen células de las plumas a través de una biopsia, y se las alimenta con factores de crecimiento de origen vegetal, por lo cual nunca se matan animales en el proceso.

Si bien la técnica es un secreto, Tetrick remarcó que “en el mundo hay más de 300.000 especies vegetales de las que no se ha explorado cómo pueden hacer que nuestras galletas, nuestra pasta o nuestros helados sean mejores”.

El tiempo necesario para producir un nugget es de, aproximadamente, dos días, adentro de un biorreactor pequeño, con la proteína estimulativa, un soporte para dar estructura al producto y un medio de cultivo para alimentar la carne a medida que se desarrolla.

La cadena BBC probó el alimento y aseguró que la experiencia fue “impresionante”.

La piel era crujiente y la carne sabrosa, aunque su textura interna era algo más suave de lo que cabría esperar de un nugget, por ejemplo, de McDonald’s o KFC“, expresaron los periodistas.

Según Just, la iniciativa resolverá el problema de alimentar a una población en constante crecimiento “sin destruir al planeta” y con carne que “no está modificada genéticamente ni necesita antibióticos para crecer”.

Además, ya cuentan con el apoyo de vegetarianos, veganos y ambientalistas, dado que también se reducirían las emisiones de carbono.