AFIP y Agroindustria clausuraron un molino, una aceitera y una procesadora de avena

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Ministerio de Agroindustria detectaron nuevas irregularidades en el sector harinero y procedieron a la clausura de establecimientos en Córdoba y provincia de Buenos Aires.

Según indicaron en un comunicado, durante allanamientos se encontraron “110 distribuidores mayoristas de harina que operaban sin matrícula del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA)”.

“En el sudeste de Córdoba, la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (SUCCA) detectó, durante un operativo realizado en la última semana de enero, un molino que operaba con al menos 6 mayoristas de harina no matriculados en RUCA, y a través de uno de ellos se comercializaba más del 50% de la producción de harina”, detallaron el organismo y el Ministerio.

En tanto, señalaron que “a raíz de este hecho se llevó adelante una inspección conjunta con la delegación Río Cuarto de la AFIP a un importante distribuidor mayorista, que forma parte del mismo grupo económico que administra el molino, y se dispuso la clausura preventiva de la empresa hasta tanto obtenga la matrícula. Asimismo se constató que operaba con más de 110 distribuidores mayoristas en todo el país, a los que también se intimará para su matriculación”.

“Por otra parte, se clausuró una aceitera en la localidad cordobesa de Carnerillo, donde inspectores de AFIP y SUCCA constataron que la firma operaba sin contar con ninguna documentación de amparo de la mercadería hallada en existencia. Además, no informaba en las declaraciones juradas (DDJJ) de movimiento ni las compras de soja, ni el aceite que comercializaba”, contaron.

Por último, informaron que en la localidad bonaerense de General Belgrano se clausuró una planta procesadora de avena “por haberse constatado que operaba sin matrícula y se puso más de 300 toneladas de avena bajo interdicción”.

Marina Friedlander

Periodista