Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Adrián Vera, director ejecutivo de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, habló a Infocampo con Daniel Díaz del anticipo de lo que será el 22 de noviembre, la 2da. Jornada de la Cadena Agroindustrial Argentina, en la Bolsa de Comercio de Rosario:

Explicó cual será el eje de las jornadas. Al mismo tiempo habló de la tecnología que se requiere, y la que se está imponiendo como es el ejemplo de las sembradoras sofisticadas.

21.11.2005
Infocampo
Infocampo

– ¿Cuál va a ser el eje de esta segunda jornada de la cadena agroindustrial en Rosario?

– Bueno, va a estar compuesto por diversos temas. Durante la mañana vamos a escuchar las explicaciones del embajador de Nueva Zelanda en Argentina, que está terminando su misión en el país; se va a ir a fin de año, y la verdad que creo que es muy interesante que lo escuchemos porque es un país que puede servir como modelo para Argentina porque basó todo su desarrollo en la actividad agroindustrial. No tiene las industrias clásicas que se considera que son imprescindibles para que haya desarrollo, tiene la misma densidad poblacional nuestra; tiene el 10 por ciento de nuestro territorio pero también el 10 por ciento de los habitantes, y como decía basó todo su desarrollo en la agroindustria y el turismo y es un país que está en los más altos estándares por cualquier medidor que se lo quiera tomar. Así que nos parece que es muy interesante que se escuche la experiencia de ese país.

×

– Walker decía “somos una ciudad con aspiraciones a país, pero que en los 80 cambiamos totalmente para crecer”.

– Exactamente, en el 84 quemaron los libros. Bueno, esa es la disertación central de la mañana; después vamos a tener un panel sobre la vinculación de las actividades agroindustriales con la tecnología, sobre todo con la tecnología dura, porque hay una visión errónea de que el agro es una actividad extractiva y primarizada, lo cual modernamente es totalmente equivocado, la famosa soja transgénica es un ejemplo, que requiere de tecnología de alta capacitación, y se está imponiendo también la informática hasta en el propio campo, con los GPS, por ejemplo, y máquinas cosechadotas, sembradoras sofisticadas, con computadoras incorporadas que sirven para distintos fines, así que va a haber un panel hablando un poco de educación, tecnología y agroindustria. Después se van a presentar los 4 trabajos sobre los que trabajaron las comisiones y el foro en conjunto, para encarar 4 temas que consideramos de altísima importancia, que es la cuestión de la infraestructura, el marco impositivo, la seguridad y la sanidad agroalimentaria, y la buena práctica agrícola, son 4 trabajos que van a ser dados a publicidad para el gran público, digamos, porque ya fueron presentados anteriormente, y que son un primer paso en esta materia, porque no la agota a la cuestión en ninguna de los casos, pero digamos el primer paso que el sector ha dado para encarar esa materia que vamos a ir profundizando y ampliando más adelante, sumado además otros temas, como por ejemplo la cuestión de la educación, que consideramos vital para el país, y respecto de la cual vamos a presentar un trabajo el año que viene.

– Desarrollaba al principio los grandes bloques, los temáticos, y el final era la visión política sobre la agroindustria; ahí están invitados varios secretarios y las presidentas de las comisiones de agricultura de Diputados y del Senado, ¿no?

– Así es. De cualquier manera lo que tenemos confirmado hasta ahora es a las presidentas de las dos comisiones y al gobernador Obeid, que está viéndose la posibilidad de que vengan el gobernador De la Sota y Busti. El secretario Campos se ha disculpado por compromisos previos que no pudo deshacer.

– Bueno, es una decisión política, también…

– Así es.

-¿Qué mensaje quieren dar ustedes con esto de la visión de la política sobre la agroindustria? ¿Hay que convencer a alguien más sobre lo que significa la industria en el país?

– Bueno, uno de los objetivos del foro, por no decir el objetivo central, es generar conciencia en los dirigentes políticos , en los formadores de opinión y en la comunidad en general, acerca de la trascendencia y la importancia que la agroindustria tiene para la Argentina, que aunque parezca mentira no existe. El hombre de ciudad, fundamentalmente, no tiene conciencia sobre lo que representa la agroindustria para el país. Trascendentalmente y coyunturalmente. Trascendentalmente la Argentina tiene un sello que la distingue por ser un país agro productivo, y cuando alguna vez ocupó un lugar destacable en el concierto mundial de las naciones fue porque asumió ese rol y se desarrolló sobre la base de ese modelo. Después se abandonó y entramos en un período como el que desgraciadamente hemos estado viviendo los últimos 60, 70 años. Y coyunturalmente porque en los últimos 4 años, después de la tormenta institucional que nos arrasó, ha sido la base de sustentación de la recuperación, sin ninguna duda, y creemos que debe ser reconocida en ambos caracteres por los dirigentes, por los formadores de opinión, y por la comunidad en general. Si se ve al agro como una actividad extractiva, hoy requiere cada vez más de profesionalizad, de inversión, de trabajo, de tecnología, es realmente tiene las características de una actividad industrial de alta capacitación y de alta tecnología, hoy por hoy. Ya no es más un semilla y sentarse a rogar que llueva, así que es fundamental que la comunidad tome conciencia de eso, porque cuando se le ponen retenciones al agro, uno puede entender justificadas en un momento de emergencia, porque en un momento de emergencia hasta la economía de guerra se entiende, y se puede entender que lo que pasó en 2001, 2002, haya sido un momento de emergencia, pero eso no se puede prolongar en el tiempo, si francamente la Argentina ya lo probó, tuvimos dos décadas con retenciones sin solución de continuidad, y eso significó que se fue perdiendo producción y finalmente como se perdía producción se subía retenciones para seguir recaudando lo mismo y al final uno se termina quedando con todo de nada.

– El foco excluyente del gobierno está en el mercado interno, no en la exportación, y lamentablemente allí que justamente son los empresarios que traen divisas desde el exterior, encuentran con que hay muy poco diálogo con el gobierno, ¿no?

– Bueno, ese es un problema que tenemos, el diálogo. Y el otro problema es que este tipo de medida ya se sabe que van a fracasar, porque al mercado interno de Argentina no va a venir a invertir nadie; somos 30 y pico millones de habitantes. Entonces no se puede pretender que seamos competitivos, para lo que se requiere niveles de alta inversión, pensando en abastecer al mercado interno. La ilusión de que los precios internos se disocien de los internales es eso, una ilusión.

Tags

Adrián Vera, director ejecutivo de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, habló a Infocampo con Daniel Díaz del anticipo de lo que será el 22 de noviembre, la 2da. Jornada de la Cadena Agroindustrial Argentina, en la Bolsa de Comercio de Rosario:

Explicó cual será el eje de las jornadas. Al mismo tiempo habló de la tecnología que se requiere, y la que se está imponiendo como es el ejemplo de las sembradoras sofisticadas.

21.11.2005
Infocampo
Infocampo

– ¿Cuál va a ser el eje de esta segunda jornada de la cadena agroindustrial en Rosario?

– Bueno, va a estar compuesto por diversos temas. Durante la mañana vamos a escuchar las explicaciones del embajador de Nueva Zelanda en Argentina, que está terminando su misión en el país; se va a ir a fin de año, y la verdad que creo que es muy interesante que lo escuchemos porque es un país que puede servir como modelo para Argentina porque basó todo su desarrollo en la actividad agroindustrial. No tiene las industrias clásicas que se considera que son imprescindibles para que haya desarrollo, tiene la misma densidad poblacional nuestra; tiene el 10 por ciento de nuestro territorio pero también el 10 por ciento de los habitantes, y como decía basó todo su desarrollo en la agroindustria y el turismo y es un país que está en los más altos estándares por cualquier medidor que se lo quiera tomar. Así que nos parece que es muy interesante que se escuche la experiencia de ese país.

×

– Walker decía “somos una ciudad con aspiraciones a país, pero que en los 80 cambiamos totalmente para crecer”.

– Exactamente, en el 84 quemaron los libros. Bueno, esa es la disertación central de la mañana; después vamos a tener un panel sobre la vinculación de las actividades agroindustriales con la tecnología, sobre todo con la tecnología dura, porque hay una visión errónea de que el agro es una actividad extractiva y primarizada, lo cual modernamente es totalmente equivocado, la famosa soja transgénica es un ejemplo, que requiere de tecnología de alta capacitación, y se está imponiendo también la informática hasta en el propio campo, con los GPS, por ejemplo, y máquinas cosechadotas, sembradoras sofisticadas, con computadoras incorporadas que sirven para distintos fines, así que va a haber un panel hablando un poco de educación, tecnología y agroindustria. Después se van a presentar los 4 trabajos sobre los que trabajaron las comisiones y el foro en conjunto, para encarar 4 temas que consideramos de altísima importancia, que es la cuestión de la infraestructura, el marco impositivo, la seguridad y la sanidad agroalimentaria, y la buena práctica agrícola, son 4 trabajos que van a ser dados a publicidad para el gran público, digamos, porque ya fueron presentados anteriormente, y que son un primer paso en esta materia, porque no la agota a la cuestión en ninguna de los casos, pero digamos el primer paso que el sector ha dado para encarar esa materia que vamos a ir profundizando y ampliando más adelante, sumado además otros temas, como por ejemplo la cuestión de la educación, que consideramos vital para el país, y respecto de la cual vamos a presentar un trabajo el año que viene.

– Desarrollaba al principio los grandes bloques, los temáticos, y el final era la visión política sobre la agroindustria; ahí están invitados varios secretarios y las presidentas de las comisiones de agricultura de Diputados y del Senado, ¿no?

– Así es. De cualquier manera lo que tenemos confirmado hasta ahora es a las presidentas de las dos comisiones y al gobernador Obeid, que está viéndose la posibilidad de que vengan el gobernador De la Sota y Busti. El secretario Campos se ha disculpado por compromisos previos que no pudo deshacer.

– Bueno, es una decisión política, también…

– Así es.

-¿Qué mensaje quieren dar ustedes con esto de la visión de la política sobre la agroindustria? ¿Hay que convencer a alguien más sobre lo que significa la industria en el país?

– Bueno, uno de los objetivos del foro, por no decir el objetivo central, es generar conciencia en los dirigentes políticos , en los formadores de opinión y en la comunidad en general, acerca de la trascendencia y la importancia que la agroindustria tiene para la Argentina, que aunque parezca mentira no existe. El hombre de ciudad, fundamentalmente, no tiene conciencia sobre lo que representa la agroindustria para el país. Trascendentalmente y coyunturalmente. Trascendentalmente la Argentina tiene un sello que la distingue por ser un país agro productivo, y cuando alguna vez ocupó un lugar destacable en el concierto mundial de las naciones fue porque asumió ese rol y se desarrolló sobre la base de ese modelo. Después se abandonó y entramos en un período como el que desgraciadamente hemos estado viviendo los últimos 60, 70 años. Y coyunturalmente porque en los últimos 4 años, después de la tormenta institucional que nos arrasó, ha sido la base de sustentación de la recuperación, sin ninguna duda, y creemos que debe ser reconocida en ambos caracteres por los dirigentes, por los formadores de opinión, y por la comunidad en general. Si se ve al agro como una actividad extractiva, hoy requiere cada vez más de profesionalizad, de inversión, de trabajo, de tecnología, es realmente tiene las características de una actividad industrial de alta capacitación y de alta tecnología, hoy por hoy. Ya no es más un semilla y sentarse a rogar que llueva, así que es fundamental que la comunidad tome conciencia de eso, porque cuando se le ponen retenciones al agro, uno puede entender justificadas en un momento de emergencia, porque en un momento de emergencia hasta la economía de guerra se entiende, y se puede entender que lo que pasó en 2001, 2002, haya sido un momento de emergencia, pero eso no se puede prolongar en el tiempo, si francamente la Argentina ya lo probó, tuvimos dos décadas con retenciones sin solución de continuidad, y eso significó que se fue perdiendo producción y finalmente como se perdía producción se subía retenciones para seguir recaudando lo mismo y al final uno se termina quedando con todo de nada.

– El foco excluyente del gobierno está en el mercado interno, no en la exportación, y lamentablemente allí que justamente son los empresarios que traen divisas desde el exterior, encuentran con que hay muy poco diálogo con el gobierno, ¿no?

– Bueno, ese es un problema que tenemos, el diálogo. Y el otro problema es que este tipo de medida ya se sabe que van a fracasar, porque al mercado interno de Argentina no va a venir a invertir nadie; somos 30 y pico millones de habitantes. Entonces no se puede pretender que seamos competitivos, para lo que se requiere niveles de alta inversión, pensando en abastecer al mercado interno. La ilusión de que los precios internos se disocien de los internales es eso, una ilusión.

Tags