Publicidad Cerrar X

Biocombustibles: el comienzo de una era

La planta de Vicentín y Glencore ya está produciendo en San Lorenzo (Santa Fe). La inauguración, esta semana, de la planta de biodiésel Renova fue el puntapié inicial para que la Argentina se posicione en el mundo como un fuerte exportador del producto.

La planta de Vicentín y Glencore ya está produciendo en San Lorenzo (Santa Fe). La inauguración, esta semana, de la planta de biodiésel Renova fue el puntapié inicial para que la Argentina se posicione en el mundo como un fuerte exportador del producto.
infocampo

Desde hace varios años se instaló en el mundo la necesidad de producir combustibles a partir de fuentes renovables, y los biocombustibles, como el etanol y el biodiésel, aparecieron en escena.

Dentro de las conveniencias de producir biodiésel en la Argentina se ubica en primer lugar la gran producción de aceite de soja. A esto se le suma también que nuestro país está ubicado tercero en el ránking de exportadores de poroto de soja.

Además de los altos niveles de producción de soja, según las últimas estimaciones en la campaña 2006/2007 alcanzó las 47,6 millones de toneladas, la capacidad de crushing de la oleaginosa alcanza las 50 millones de toneladas por año.

En este contexto, las inversiones de grandes grupos económicos no tardaron en llegar. Finalmente, el martes 16 de octubre quedó inaugurada la primera planta productora de biodiésel a escala. Esto es el resultado de una sociedad entre la firma argentina Vicentín y Oleaginosas Moreno (del grupo suizo Glencore). Ambas empresas invirtieron u$s30 millones para la construcción de una planta productora de aceite comestible (100.000 t/año) y biodiésel (230.000 t/año) en la ciudad de San Lorenzo, provincia de Santa Fe.

Justamente, el Gobierno provincial está brindando a todas las industrias que se instalen en su territorio para la producción de biodiésel la excepción de los impuestos provinciales, como mínimo por 10 años. Este es uno de los motivos, además de las conveniencias de infraestructura y salida al río Paraná, por el que las mayores inversiones se están realizando en el cordón industrial de la provincia de Santa Fe.

La próxima inauguración sería de la mano de AGD y Bunge, con una inversión de u$s40 millones, en Puerto San Martín (200.000 t/año). Al mismo tiempo, Molinos Río de la Plata avanza en su planta de San Lorenzo, en la que invertirá u$s 7 millones (100.000/año). Estará en operaciones en mayo de 2008. Para la misma fecha se prevé la apertura de la planta de Unitec (200.000 t).

Se vienen para el 2008 también Dreyfus (300.000 t/año y u$s45 millones de inversión); Oil Fox en San Lorenzo (240.000 t/año y u$s24 millones); Terminal Puerto Rosario (200.000 t/año con una inversión de u$s38 millones).

Seguí leyendo:

Temas relacionados: