Publicidad Cerrar X

Demanda forrajera sigue en pie

Infocampo relevó entre actores del negocio de semillas de pasturas la situación y perspectivas de esta actividad, íntimamente ligada a la cría, el engorde y el tambo.

Infocampo relevó entre actores del negocio de semillas de pasturas la situación y perspectivas de esta actividad, íntimamente ligada a la cría, el engorde y el tambo.
infocampo

La sensación al hablar con los operadores del mercado de forrajeras es que, a pesar de las medidas del Gobierno que afectaron la producción ganadera, la demanda de pasturas no se vio tan afectada. No obstante, en algunas zonas, las compras están atrasadas.

En lo que respecta a la producción propiamente dicha, la sequía que afectó diversas zonas del país hasta hace unas semanas provocará una baja en los rindes, principalmente en el noroeste de la provincia de Buenos Aires. En este contexto, algunas gramíneas como raygrass o festuca acortarán su ciclo y adelantarán la cosecha.

La necesidad de sembrar más pasturas está instalada entre los productores, pero, a veces, esta necesidad no se transforma en compra de semillas.

“Los productores tienen buen nivel de expectativa hacia el futuro y aspiran a que las reglas de juego cambien, pero frente a la incertidumbre de las políticas del Gobierno para la carne postergan decisiones que el año pasado, para esta época, ya habían tomado”, indicó el gerente de Marketing de Barenbrug Palaversich, Juan Bologna, quien aseguró que, a causa de la seca, algunos lotes de pasturas no se habían resembrado y se pasaban a soja. De todos modos, Bologna cree que los productores mantienen el interés en la producción de carne.

Respecto de la utilización de pasturas para la producción lechera, la situación es muy similar aunque, con los suplementos, aumentan los costos y los con márgenes son cada vez más estrechos. Tienen esperanzas porque han pasado una etapa de excelente producción, pero están preocupados porque todo lo que invirtieron para poder producir más se les vuelva en su contra con las medidas y reglamentaciones.

También en la zona del noroeste de la provincia de Buenos Aires, Fernando Boglietti, de Agvance, al referirse a la alfalfa dice que después de febrero (con las medidas del Gobierno) la situación fue crítica. “El productor que siempre estuvo en carne prefirió mirar hacia adelante y confía en que las cosas cambien; el que no estaba en carne y quiso entrar, se fue”, explicó Boglietti.

En la cuenca del Salado gramíneas y forrajeras han tenido un interesante desarrollo por el plan ganadero bonaerense para la compra de pasturas. âEn los partidos de Saladillo y Roque Pérez, donde hay mucha cría, algunos semilleros han hecho una muy buena campaña con el movimiento que se generó a través de, por ejemplo, el Banco Provinciaâ, aseguró Boglietti.

Gustavo Picasso, director de Picasso SA, brindó su panorama general: “El tambo está bien, porque aunque podría estar mejor, en general es rentable; los animales de cría se están corriendo a las partes bajas y las invernadas a feedlot; el tema es si se aguantará así o no, porque si se liquidan feedlots se van a necesitar pasturas”.

Una realidad distinta describe Gonzalo Luna Pinto, gerente de Semillas de Agroempresa Colón SRL (Jesús María, Córdoba) porque trabajan en el centro-norte argentino, donde está casi terminada la campaña de forrajeras subtropical y tropical. En general han tenido una campaña muy buena. El destino de las pasturas es para cría o de ciclo completo, son pocos los invernadores netos que quedan en la zona. “Los que consumen nuestros productos son inversores de grandes extensiones y volúmenes que ya en junio tenían decidido dónde iban a poner su plata y ya no pueden parar la máquina; piensan que dentro de tres o cuatro años la situación se va a regularizar”, explicó Luna Pinto.

Precios. Debido a la seca en algunas especies como festuca, pastos perennes y trébol blanco los precios van a subir. Las expectativas de venta de los semilleros son buenas aunque habrá que determinar cuánto afectó la producción la sequía.

Cebadilla y festuca fueron las que más sufrieron la seca porque son las que primero están para cosechar. “Hoy festuca, cebadilla y alfalfa están caras; la alfalfa roza los u$s 4, y la festuca, que el año pasado estaba a un dólar, ahora está a u$s 2,30”, precisó Picasso. En la zona de Jesús María pasto llorón, festuca y moha fueron las que más subieron.

Juan Martínez Dodda
 jdodda@infocampo.com.ar

Seguí leyendo:

Temas relacionados: