Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El maíz suma complicaciones: se viene una campaña difícil

A la suba en los costos de los insumos, arrendamientos y agroquímicos se le agrega las malas condiciones climáticas y, como para dificultar aún más las cosas, las restricciones al ingreso del cereal a Brasil. Cómo está el panorama. Perspectivas.

16.07.2005
Infocampo
Infocampo

Los productores de distintas regiones del país aseguran que el avance de la campaña maicera dependerá en gran medida de lo que ocurra con el clima. Hasta acá no estamos diciendo nada nuevo, pero si a estos imponderables le agregamos el componente de la suba de costos, básicamente fertilizantes, y que los valores de los arrendamientos no sólo no bajaron sino que en algunas zonas subieron levemente, las cosas empiezan a complicarse.

Este es un cultivo fundamental en las rotaciones para mantener la sustentabilidad de los sistemas productivos, y se sabe que el paquete tecnológico para rendimientos de punta requiere una fuerte inversión. “Lo que sucede es que los dueños de los campos fijan los precios de los arrendamientos en quintales de soja y te piden que hagas maíz para mantener en buenas condiciones los lotes”, dijo a Infocampo Martín Ambrogio, referente de Aapresid, productor y empresario radicado recientemente en Venado Tuerto. “El que está contra la espada y la pared es el contratista. Hoy hay que sembrar un híbrido de más de 100 quintales para salvar los costos. Hace años que el maíz no tiene tantas cosas en contra”, agregó. En esta zona, los alquileres están en 16 a 17 quintales de soja. “Eso es una incongruencia que también debería cambiar”, especificó. Y para completar el panorama “está en juego además, el IVA a los fertilizantes”, graficó Ambrogio.

×

Desde Entre Ríos, Darío Berta, asesor de productores , señaló que, con un panorama difícil para el trigo, la mayoría de los empresarios ya optó por cambiar lotes de trigo para soja. Sobre el maíz, señalan que será difícil hacerlo por la suba en los costos. “El año pasado no fue muy bueno. Sólo los que tienen campo propio invertirán en el cultivo, porque a los que arrendan, en general, no les cierran los números”, mencionó. En esta zona, en agosto ya comienzan los primeros maiceros a sembrar. Aquí los arrendamientos están fijándose en 9 y 10 quintales de soja.

Ayer, desde Maizar informaron que el ingreso de maíz a Brasil se complicó seriamente. “Por el momento, nuestro cereal puede entrar a través del puerto de Pernambuco”, explicó Juan Avellaneda, presidente de la Asociación de Productores. Desde la misma entidad, Martín Fraguío agregó que, mientras esto ocurre, los brasileños están en plena cosecha maicera, por lo tanto ven con mejores ojos comprar su propio cereal antes que arriesgarse a importar de Argentina”. Hoy, así de complicadas están las cosas.

Verónica Puig |

Tags