Publicidad Cerrar X

Exportaciones de alimentos y bebidas caen 13% y encienden alerta en el sector

Las ventas externas de alimentos procesados arrancaron 2003 con la racha negativa. La Copal alerta que si se mantiene la situación, no podrá evitarse el impacto en el empleo

La industria de alimentos y bebidas está preocupada. A la caída de casi 4 por ciento en valor por tonelada exportada con la que el sector cerró 2012, se sumó una retracción de 13 por ciento interanual para los precios obtenidos por las ventas externas entre enero y febrero pasados.

Los números del primer bimestre, relevado en un informe de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), al que accedió El Cronista, no hacen más que sumar inquietud al sector, que afronta una situación delicada ante la combinación de varios factores: el frente externo, sumado a un incremento del costo de las materias primas; los insumos, del flete y la creciente presión tributaria.

Es más, si se mantiene la racha negativa, el impacto se reflejará en una retracción del empleo, principalmente en los que forman parte de las economías regionales, alertó el presidente de la Copal, Daniel Funes de Rioja.

La contracción de la demanda de productos regionales argentinos se verificó principalmente en 2012 desde algunos de los destinos tradicionales, como Europa, que continúa atravesada por la crisis económica, indicó Copal. En simultáneo, se dio una caída de los precios internacionales de los alimentos, que retrocedieron 7 por ciento en 2012 contra el año anterior según el índice de la FAO.

Esa contracción se profundizó en el primer bimestre del año. Y, según estimaciones preliminares, el segundo bimestre también mostraría una situación similar.

Según el trabajo de la Copal, entre los productos más afectados por la merma externa están los de mayor valor agregado. Señalan que las exportaciones de golosinas bajaron 40.8 por ciento en valor; el aceite de oliva retrocedió 25,3 por ciento; los dulces y mermeladas, 38,3 por ciento menos que igual lapso del año pasado; la leche en polvo, 24.5 por ciento; los quesos, 18,8; los jugos (11,8 por ciento menos) y la industria pesquera (11,4 por ciento).

Además, la entidad precisó que entre enero-febrero últimos se registraron bajas en las exportaciones de productos emblemáticos de algunas regiones. Entre esos productos, están los de la industria procesadora de naranjas (51 por ciento de caída en valor contra primer bimestre de 2012); la yerba mate (35,1 por ciento de baja); el vino (15,8 por ciento) y los chocolates (30,9 por ciento).

La industria frutícola de Río Negro, en cambio, tuvo un buen comienzo de año, por aumento en la producción, lo que derivó en un alza del 40 por ciento en el valor de las exportaciones para las manzanas y 16 por ciento para las peras. Esto obedece a la recuperación de la caída en la cosecha y la exportación que ese sector atravesó en 2012, cuando las ventas al exterior para las manzanas cayeron en 35 por ciento y las de las peras en 11 por ciento, indicó Copal.

Fuente: El Cronista Comercial

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: