Publicidad Cerrar X

Fiesta de la vendimia: Julián Domínguez destacó el rol de la Presidenta para la actividad

Aseguró que cuando "declaró al vino como Bebida Nacional tomó la decisión estratégica más importante en la historia del sector". 

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, aseguró hoy que “cuando la Presidenta declaró al vino como Bebida Nacional tomó la decisión estratégica más importante en la historia del sector”, durante la reunión anual de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), que se llevó a cabo en el marco de la Fiesta de la Vendimia en Mendoza. 

En este sentido, Julián Domínguez hizo hincapié en el decreto firmado por Cristina Fernández de Kirchner en noviembre de 2010 que declaró el vino como “Bebida Nacional” y que fuera ratificado por el Congreso de la Nación con la sanción de la ley 26.870. “A raíz del decreto y la ley logramos posicionar al vino argentino como uno de los mejores valorados en el mundo y eso implicó un aumento de la producción de 400 mil a 534 mil toneladas de uva”, explicó en declaraciones a la prensa local.

“Las más de 900 bodegas argentinas lograron producir 37 millones de litros de vino en tan solo dos meses. Esta es la puerta de acceso a un proceso de comercialización muy importante para las economías regionales ya que permiten mantener el nivel de empleo”, detalló el titular de la Cámara Baja nacional.

Asimismo, Julián Domínguez destacó que “por año, en la Argentina se consumen 29 litros de vino per cápita y existen 948 bodegas elaboradoras. Actualmente, hay 120 mil personas que trabajan en la cadena vitivinícola y se producen 1200 millones de litros de vino anuales. El futuro está en diversificar los destinos hacia los nuevos mercados que demandan calidad”. Y añadió: “Así podremos multiplicar el empleo, la producción, y las exportaciones”.

Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, nuestro país es el quinto productor mundial de vino sólo detrás de Italia, Francia, España Estados Unidos, y es el undécimo exportador del mundo.

La cadena vitivinícola acordó un plan de desarrollo para el sector con el objetivo de aumentar la producción y las exportaciones, como así también diversificar los destinos en base a la calidad que caracteriza a los vinos argentinos. En este sentido, el titular de la Cámara baja nacional subrayó que “la declaración del vino como Bebida Nacional es un aporte sustancial a la promoción de la actividad, como símbolo cultural de nuestro país”.

“Los resultados del Plan Estratégico 2020 nos animan a seguir la dirección que plantea nuestra Presidenta, y que tiene que ver con la necesidad de industrializar la ruralidad. Este es el desafío que tenemos para el futuro: maximizar nuestras cualidades para poder sumarle valor agregado a nuestros productos, y convertirnos en líderes en todos los rubros”, finalizó.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: