Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Hombres esperando el aguacero

La cosecha gruesa no escapa a la realidad afectada por la crisis climática que evidencia esta zona transitiva. De norte a sur, el suelo está esperando precipitaciones para concluir las hectáreas que faltan. Lotes afectados por las heladas y la sequía después.

16.12.2005
Infocampo
Infocampo

Un inicio de siembra a finales de septiembre con lluvias que presagiaban mejores momentos fueron la excusa para que los productores movieran las piezas del tablero hacia maíz y girasol.

Afectado fuertemente estos primeros lotes por las heladas primero y la sequía después, debieron ser resembrados, en muchos casos, por lo que la situación es dispar. El norte muestra una mejor situación hacia el oeste, zona ubicada al norte del departamento capital. Aunque allí todavía faltan algunas ha para sembrarse, la evolución de los lotes es buena aunque adolece de la generalizada ausencia de precipitaciones. “Estamos esperando que llueva algo, con 20 mm la semana pasada salimos todos desesperados a sembrar”, señaló Ulises Forte, vicepresidente de Federación Agraria y productor del nordeste pampeano. Hacia el sur, el centro de la región muestra un impacto más fuerte en la ausencia de cobertura. Los girasoles fueron resembrados, en algunos casos hasta en dos oportunidades. Según Gloria Etcheverrygaray, jefa de la Delegación Santa Rosa, de la Sagpya, “la gruesa está afectada pura y exclusivamente por el factor climático”; Apostando a las próximas precipitaciones Etcheverrygaray reconoce que muchas has del recién levantado trigo serán sembradas con soja de segunda. El sudeste pampeano ya no espera que el maíz sea una opción para el ensilado de picado. La sequía afecta fuertemente al suelo y no ha dejado margen para su siembra en esa campaña; descartado el americano, esta zona no aportará ninguna ha para la gruesa.

×

Walter García

Corresponsal de Infocampo en La Pampa

Tags

Hombres esperando el aguacero

La cosecha gruesa no escapa a la realidad afectada por la crisis climática que evidencia esta zona transitiva. De norte a sur, el suelo está esperando precipitaciones para concluir las hectáreas que faltan. Lotes afectados por las heladas y la sequía después.

16.12.2005
Infocampo
Infocampo

Un inicio de siembra a finales de septiembre con lluvias que presagiaban mejores momentos fueron la excusa para que los productores movieran las piezas del tablero hacia maíz y girasol.

Afectado fuertemente estos primeros lotes por las heladas primero y la sequía después, debieron ser resembrados, en muchos casos, por lo que la situación es dispar. El norte muestra una mejor situación hacia el oeste, zona ubicada al norte del departamento capital. Aunque allí todavía faltan algunas ha para sembrarse, la evolución de los lotes es buena aunque adolece de la generalizada ausencia de precipitaciones. “Estamos esperando que llueva algo, con 20 mm la semana pasada salimos todos desesperados a sembrar”, señaló Ulises Forte, vicepresidente de Federación Agraria y productor del nordeste pampeano. Hacia el sur, el centro de la región muestra un impacto más fuerte en la ausencia de cobertura. Los girasoles fueron resembrados, en algunos casos hasta en dos oportunidades. Según Gloria Etcheverrygaray, jefa de la Delegación Santa Rosa, de la Sagpya, “la gruesa está afectada pura y exclusivamente por el factor climático”; Apostando a las próximas precipitaciones Etcheverrygaray reconoce que muchas has del recién levantado trigo serán sembradas con soja de segunda. El sudeste pampeano ya no espera que el maíz sea una opción para el ensilado de picado. La sequía afecta fuertemente al suelo y no ha dejado margen para su siembra en esa campaña; descartado el americano, esta zona no aportará ninguna ha para la gruesa.

×

Walter García

Corresponsal de Infocampo en La Pampa

Tags