Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

¿Quién gana con el conflicto pesquero en Mar del Plata?

Mar del Plata está paralizada. Pérdidas por más de u$s1 M diarios, casi 20.000 puestos de trabajo directos en riesgo y una fuerte suba en los precios del pescado. Como siempre, la política dice presente.

14.09.2005
Infocampo
Infocampo

Así de grave es la radiografía del conflico gremial que hace 45 días mantienen los trabajadores fresqueros marplatenses con las empresas pesqueras.

“La actividad pesquera es el sostén de la ciudad”, sostuvo a Infocampo Mariano Pérez, gerente de la Cámara de la Industria Pesquera Argentina.

×

Según los datos que maneja esta cámara, el primer puerto pesquero del país está perdiendo aproximadamente u$s1 M de ingresos diarios, teniendo en cuenta las cifras de exportación (80% de la producción).

La pesca representa actualmente 40% del PBI de la ciudad y hay casi 20.000 personas trabajando en ella en forma directa. Son casi 60.000 los puestos de trabajo que se relacionan con esta actividad indirectamente.

El Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) reclama el retorno de la vigencia de las actas de 1998 y el 2000, en las que se estipulaba el cálculo de los salarios en relación con el valor del dólar y que fueron ratificadas por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en la resolución 254. La dolarización había quedado sin efecto en el 2002, a raíz de la sanción de la ley 25.561 que pesificaba todas las relaciones laborales.

“Quieren voltear lo que hemos conseguido en los últimos 25 años. Por eso es tan dura nuestra posición”, afirmó Néstor María, secretario de la seccional Mar del Plata del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

Según el dirigente, “hay al menos 9 empresas que están pagando, tal como dice la resolución y que además, han mejorado tales condiciones”.

Consultado por Infocampo, el subsecretario de Pesca de la Nación, Gerardo Nieto contestó que “la inactividad de los buques pesqueros a lo largo del litoral Atlántico va a producir una caída en las capturas de las diversas especies. Es esperable un descenso en el procesamiento de los productos de la pesca, en los volúmenes exportables del área y un incremento en el precio al público del pescado y los mariscos”.

Sólo como referencia, “en el caso de la merluza Hubbsi se puede estimar una caída de más de 50.000 toneladas de captura”, cuantificó Nieto.

Pero no todas son diferencias entre los empresarios y los sindicalistas. Para ambos sectores el conflicto gremial tiene claros tintes políticos. “Razones de carácter jurídico no encontramos, económicas tampoco, menos razones técnicas”, explicó Pérez, para agregar que “las empresas están al límite y todavía deben afrontar la posible suba de combustibles y los servicios públicos”.

Los sindicalistas fueron más explícitos: “No hay soluciones por el poder económico y político que tienen los empresarios de Mar del Plata”, denunció María. Según el sindicalista, su par del Simape, Juan Domingo “Gato” Novero “no quiere que se cumpla la resolución porque es un felipista”.

¿Los damnificados? Los consumidores. La merluza cuesta hoy $15, el pulpo $90 y la tendencia sigue en alza.

Por ahora, el conflicto gremial y político que mantiene paralizada a la ciudad de Mar del Plata no alcanza buen puerto.

Tags