X
| InfocampoTV

La importancia del efecto de la luz en los pollos de engorde

Un investigador avícola de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en EEUU, realizó un estudio el cual destaca el impacto del manejo de la iluminación, en el rendimiento y viabilidad de las aves de engorde. Los detalles.

Print Friendly, PDF & Email
10.01.2019 | Por Solana Sommantico
Solana
Sommantico

Actualmente, la luz es considerada como una de las principales herramientas para regular el consumo de pienso, la actividad y el bienestar de los pollos de engorde en todo el mundo. Contiene tres aspectos importantes: duración del periodo de luz (el fotoperiodo), tipo de luz utilizada (longitud de onda) y la intensidad.

Edgar O. Oviedo-Rondón, del Departamento de Ciencias Avícolas, Universidad Estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos, realizó el siguiente informe el cuál detalla la importancia de los aspectos más importantes de la iluminación en las granjas avícolas.

Por empezar, las experiencias de campo y los numerosos trabajos científicos indican que los factores de la luz deben variar gradualmente a medida que los pollos crecen. Esto incluye el programa de luz para pollos en crecimiento hasta los 49 o 56 días que debe ser diferente para los pollos de sacrificio temprano (5ta o 6ta semana de vida).

Además, la diferencia entre luz y oscuridad es importante para obtener buenos resultados en los programas de iluminación.

Los especialistas aseguran que las aves pueden ver a intensidades de luz entre 380-507 nm lambda, por encima de las que pueden observar los humanos en el espectro de luz UV.

Esto indica que los luxómetros no son siempre los instrumentos más adecuados. Inclusive a bajas intensidades de luz, el desarrollo del ojo de las aves aumenta.

La gran mayoría de las aves se llegan a acostumbrar a intensidades muy bajas o períodos muy cortos de luz, pero también se pueden presentar en algunos pollos problemas de degeneración retinal, buftalmos, miopía, glaucoma y daño de las lentes que les lleve a la ceguera.

Cabe destacar que las aves tienen tres fotorreceptores de color, uno más que los humanos. Los fotorreceptores de las aves tienen su máxima sensibilidad a longitudes de onda entre 415, 455, 458 y 571 nm, mientras que los de los humanos son sensibles a 419, 531 y 558 nm. Esta es una de las razones por las que los pollos se adaptan muy bien a luces con longitud de onda muy pequeña.

LA ILUMINACIÓN

Durante la primera semana de vida, el investigador observó que la duración más adecuada es de 23 horas con intensidades entre 20 y 40 lux, y recomienda tener al menos, una hora de oscuridad para acostumbrar a las parvadas a este período de escotofase.

Una mayor intensidad de luz en ciertas zonas de la nave podría causar migración de los pollitos hacia áreas menos iluminadas o con sombra. Este problema se observa casi durante todo el período de crecimiento cuando la luz solar entra en la mañana o tarde a la nave.

En este marco, la migración de las aves causa cambios en la densidad real y uso del espacio, competencia por comederos y bebederos durante un periodo de crecimiento rápido. Los cambios en densidad real dentro de las naves pueden tener efectos negativos a cualquier edad en el rendimiento del lote y pueden explicar por qué los sistemas de oscurecimiento o mayor control de luz tienen beneficios.

A partir de la segunda semana de vida, la mayoría de los productores avícolas que pueden controlar la luz comienzan a reducir intensidad y duración del fotoperíodo.

La intensidad más comúnmente utilizada, se aproxima a 5 lux con 20 horas de luz o menos. Sin embargo, indicaron que no existen trabajos científicos que prueben estadísticamente efectos nocivos de las altas intensidades de luz (40-150 lux) en ganancia de peso, consumo de piensos, conversión o inclusive mortalidad.

Pero sí, existen reportes científicos que indican que disminuyendo el fotoperíodo se pueden reducir problemas metabólicos como ascitis, muerte súbita, discondroplasia tibial y otros desórdenes del sistema esquelético.

La industria avícola en varias áreas del mundo se inclinó hacia el oscurecimiento (3-5 lux de intensidad) de las naves de pollos por experiencias o percepciones de los datos a gran escala, que indican que menor intensidad de luz mejora la conversión, reduce la mortalidad, el rasguño de las carcasas y algunos problemas de patas.

En condiciones comerciales en los Estados Unidos, se utilizan comúnmente 4 horas de oscuridad y es muy difícil obtener oscuridad inferior a 2-3 lux.

Cuando es posible controlar la luz, los programas intermitentes pueden ayudar a reducir las cojeras y los problemas cardiovasculares incrementando la viabilidad. Los resultados son positivos cuando la diferencia en intensidad de luz sea marcada entre los periodos de luz y oscuridad. El principal efecto de estos programas es que estimula que los animales tengan mayor actividad durante los periodos de luz.

Aunque esta mayor actividad general del lote puede incrementar la conversión alimenticia en algunos puntos y reducir la ganancia de peso, el resultado final puede ser superior en aquellos lugares donde se presenta alta incidencia de problemas metabólicos. Sin embargo, hay que recordar que mantener temperaturas adecuadas y con poca variación horaria es lo más importante para controlar problemas metabólicos.

CONCLUSIONES

• Reducir la intensidad de luz a medida que los pollos crecen, puede tener beneficios en disminuir problemas metabólicos, incrementar la viabilidad y el rendimiento con mejores retornos económicos que hacer cambios en la alimentación de todo el lote.

• Además, las luces de colores verde y azul tienen beneficios en la inmunidad y desarrollo muscular de los pollos.

12.06.2019 | Por Marina Friedlander

Los fitosanitarios extranjeros tienen un límite de cambios de titularidad

Así lo estableció el Senasa a través de la Resolución 638/2019, que se publicó en el Boletín Oficial. El objetivo es optimizar la fiscalización y facilitar controles.

05.04.2019 | Por Marina Friedlander

El INTA y el Servicio Meteorológico Nacional crearán una red de climatología agrícola

Los organismos integraran los radares que tienen en distintos puntos del país para anticipar fenómenos climáticos y ayudar al productor en la toma de decisiones.

05.12.2018 | Por Solana Sommantico

Volvo Argentina presenta su balance del 2018

Volvo sigue creciendo tanto en camiones como en buses de media y larga distancia en un entorno muy competitivo y en un mercado que bajo más de un 20% en camiones y 40% en buses, comparado con el 2017. Los detalles.