Publicidad Cerrar X

Los costos del transporte de cargas se dispararon por la devaluación y podrían paralizarse los fletes

Según la Federación Argentina que nuclea a las empresas de transporte de cargas, solo en agosto mover un camión ya subió otro 17%. La advertencia por el gasoil.

infocampo

La fuerte devaluación del tipo de cambio oficial que decidió el Banco Central, luego del sorpresivo triunfo de Javier Milei en las elecciones PASO, ha provocado un cimbronazo también en el transporte de cargas.

En las últimas horas, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) alertó sobre que la actividad podría eventualmente paralizarse, “a raíz de los continuos aumentos de costos y la falta de previsibilidad en la operatoria”.

Fadeeac elabora todos los meses un índice de costos de referencia y los datos son elocuentes: tras la suba del dólar oficial a $ 365,50, mover un camión en Argentina se encareció, solo en lo que va de agosto, otro 17,04%.

En tanto, con este registro, el Índice acumula un aumento de 87% en lo que va de 2023 (enero-agosto) y la comparación interanual arroja una inflación de costos sectoriales del 142%.

COSTOS DEL TRANSPORTE DE CARGAS

En total, el indicador que realiza Fadeeac tiene 11 rubros: 9 de ellos sufrieron aumentos derivados de la última depreciación del tipo de cambio oficial. El más importante: el gasoil.

“En los últimos días hemos padecido una escalada en los costos del autotransporte de carga al punto que nos vimos obligados, por primera vez, a publicar un nuevo Índice de costos a poco más de una semana de haber dado a conocer el de julio”, graficó Roberto Guarnieri, presidente de Fadeeac.

Y advirtió: “La alta inflación, la fuerte presión tributaria, la falta de insumos, las altas tasas de interés y la volatilidad en el tipo de cambio ponen en riesgo la continuidad en el negocio de las mayorías de las 4.500 pymes que forman parte de Fadeeac”.

EL IMPACTO DEL GASOIL

Como se mencionó, el combustible es el principal problema: tras el incremento mensual del 5% que tiene el gasoil en el marco del programa Precios Justos, las petroleras aplicaron otro 12,5% luego de la devaluación, lo que lleva el incremento acumulado en el mes al 17,9%.

Pero desde Fadeeac advirtieron que eso es en el valor al surtidor: en el caso del precio a granel y mayorista, que son las vías de aprovisionamiento más comunes en el sector, esa cifra trepa al 35%.

La suba en lubricantes, por su parte, se encuentra en línea con esos mayores incrementos (27,5%).

“Teniendo en cuenta la experiencia del año pasado durante los meses de escasez de gasoil, la diferencia sustancial de costos entre el canal mayorista/granel y surtidor, derivará de modo natural en un aumento de la demanda del transporte de cargas en estaciones de servicio, lo que generará un problema de abastecimiento, sobreprecios y ventas no registradas, tal como ocurrió en el pasado reciente”, subrayó Fadeeac.

MÁS AUMENTOS

En tanto, por el lado de los insumos vinculados con los equipos, los aumentos rondan entre el 23 y 25%, en un contexto de fuerte incertidumbre en cuanto a los precios de referencia de los principales insumos y de acceso a los mismos.

Finalmente, la proyección elaborada esta semana a partir de la devaluación del tipo de cambio oficial, incluye la cuarta cuota del Convenio Colectivo de Trabajo 40/89, con adicionales, y los incrementos ya producidos en los peajes nacionales y de accesos.